Sin duda, una de las noticias más importantes en México y que rápidamente le dio la vuelta al mundo, fue el socavón que se formó en el municipio de Juan C. Bonilla en Puebla. Lo que comenzó siendo un hoyo de apenas cinco metros de diámetro, se convirtió en un cráter que hasta el momento mide 126 metros en su eje mayor, 122 metros en su eje menor y una profundidad de hasta 56 metros. Pa’ pronto, terminó siendo algo enorme. 

Alrededor de este agujero han pasado un montón de cosas. Desde momentos no tan agradables como la familia que tuvo que desalojar su casa ante el inminente derrumbe, hasta los perritos que cayeron y que afortunadamente fueron rescatados (ACÁ pueden checar cómo estuvo todo).  Es más, para muchas personas este lugar tan esstraño se convirtió en un sitio turístico donde además de mostrar el hoyo, también venden uno que otro recuerdo peculiar.

Familia afectada por el socavón de Puebla rechaza terrenos para nueva casa
Foto: Cuartoscuro

Un par de jóvenes se colaron a las orillas del socavón

Sin embargo, para muchos este boquete de tamaño gigante es el espacio perfecto para mostrar lo intrépidos que son y hacerse virales en redes sociales, o algo así. Y lo decimos porque hace unos días, un par de jóvenes que se escucha que andaban entrados en copas, lograron burlar la seguridad y entraron hasta la orilla del socavón. Pero no solo eso, sino que aprovechando la oportunidad, se grabaron y toda la cosa.

En un video que ya anda dando la vuelta por el internet de las cosas, se puede ver a dos sujetos junto al agujero y mientras se graban, uno de ellos narra su experiencia y como si fuera algo para enorgullecerse, dicen que están alcoholizados. “Wachen el socavón”, comenta uno de los tipos –a quien se puede reconocer como ‘Chuy– mientras muestran el hundimiento y quedan asombrados por la magnitud de lo que están viendo.

Todo termina cuando uno de estos jóvenes decide orinar en el socavón y su amigo le echa porras con frases como “echando una firma para que se vea más hondo, loco”. Hasta el momento de redactar esta nota, ni las autoridades de Puebla o las del municipio de Juan C. Bonilla han declarado algo sobre este video, pero sin duda demuestra que a pesar de que el lugar está cercado y hay elementos vigilando todo el tiempo, hay quienes lograron burlarlos para grabarse.

Me llamo Jesús pero todos me dicen Chucho. Me encanta la música y sé tocar algunos instrumentos, aunque creo que soy mejor escribiendo sobre las bandas que me gustan. Soy fan de los conciertos y festivales,... More by Jesús González

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook