Twitter: @Wbay/@reyl0l

¡Lo que nos faltaba! Encuentra mensaje dentro una botella, era una nota de ‘spam’

Adriana Alanís

Mientras Tanto

En un mundo donde dominan los bits, el Internet y las criptomonedas, encontrar un mensaje dentro de una botella, puede ser como hallar una aguja en el pajar. Algunos incluso, pueden pensar que es un tipo de cábala, Justo así le pasó a Mike Light, quien se quedó atónito al toparse con un envase de vino encallado en la playa, pero, más sorprendido quedó al averiguar qué contenía la nota.

Todo comenzó cuando Light caminaba a lo largo de una playa en Portland, Estados Unidos, poniendo especial atención al suelo, pues trataba de juntar el mayor número de piedras posibles, para un proyecto que está haciendo junto con sus nietos. Cuando de pronto, un destello de luz que provenía de la orilla del mar captó su atención.

Twitter:@beograd202

Después de escarbar un poco, encontró una botella transparente, con un mensaje adentro. Seguro pensó que era su día de suerte,  una señal para comprar un billete de lotería. Se apresuró a abrir el envase y a desenrollar la hoja de papel, imaginándose que debía contener una declaración de amor, una petición de rescate o ya de perdis el mapa del tesoro.

¡A dónde vamos a parar!

Sin embargo, el mensaje era todo lo contrario de lo que cualquiera podría esperar.  Igual que el príncipe multimillonario, que te está buscando porque no tiene a quien heredar, las cadenas o el phishing, el mensaje dentro la botella era spam que había saltado de Internet a la vida real.

PxHere

Light recordó que “Estaba caminando por la playa y noté una botella flotando en el agua, me metí a la orilla para recogerla, la abrí y el mensaje dentro una botella decía: Hemos estado tratando de comunicarnos con usted acerca de la garantía extendida sobre su automóvil”, recoge 20Minutos. ¡A dónde vamos a parar! Nuestra vida está rodeada de publicidad, propaganda, fraudes, phishing, robo de identidad y lo último que nos faltaba era encontrarlos en mensajes dentro de una botella.

Lo peor de todo, es que  Mike Light mordió el anzuelo. Pensando en que se trataba del experimento de un niño, marcó el teléfono que venía en el papel, sin saber las molestas llamadas y acoso que le esperan en el futuro. Pero, esa es otra historia. Tal como el mensaje dentro de una botella que encontraron en 2019 y  había sido escrita en 1969.