Las Big Mac son para McDonald’s como las cangreburgers para el Crustáceo Cascarudo o como la cerveza para Homero, algo vital y esencial, como un yin con su yang que, separados, no valen nada. Sin embargo, parece que pronto esta opción en el menú de la cadena de restaurantes podría desaparecer como la conocemos hoy en día. ¿Por qué? Porque aparentemente la compañía perdió los derechos sobre esta hamburguesa en Europa.

De acuerdo a Reuters, McDonald’s se encontraba en un pleito con la cadena europea de comida rápida Supermac’s, tristemente para la popular compañía del payaso de las hamburguesas, la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea falló en favor de la competencia.

¿Por qué McDonald's perdió los derechos sobre la

Shutterstock

Si bien McDonald’s podrá seguir usando este nombre para su popular hamburguesa, otros restaurantes dentro de la Unión Europea también podrán hacerlo y como Supermac’s se quiso ver bastante “vivillo”, inmediatamente anunciaron que tienen planes de expandirse. ¿Gandallas?

Lo más chistoso es que Supermac’s no cuenta en su menú con una Big Mac, sin embargo alegaron que el hecho de que McDonald’s tuviera los derechos sobre esta comida, les impedía expandirse a otros mercados. 

“Supermac’s está encantada de su victoria en la aplicación de la marca y en que se revocara la marca Big Mac que estaba en vigor desde 1996”, comentó el fundador Pat McDonaugh al medio.

Si por algo se ha distinguido McDonald’s es porque trata de cuidar de manera exagerada sus litigios de propiedad intelectual, tanto, que de acuerdo a DF, a un dentista de nueva York se le prohibió usar McDentista en su establecimiento.

Otro dato interesante respecto a la importancia de la Big Mac es que, dado que McDonald’s exige que esta hamburguesa se prepare de la misma forma en todas sus sucursales y mantiene el mismo precio, se convirtió en un buen referente para medir los índices de inflación, creado por The Economist.