Si algo nos queda muy claro es que hay personas poco tolerantes en este mundo, que de plano no están dispuestas a respetar a los demás. Hoy en día, en el internet de las cosas podemos conocer a estos personajazos que dejan muy claro que no les importa los demás. Tal es el caso de una mujer que sin pensarlo mucho, decidió apagar –dos veces– el respirador de una paciente solo porque le molestaba el ruido... sí, así como lo leyeron, no es broma.

Desde hace algunos días, le ha dado la vuelta al mundo el caso de esta señora de 79 años de edad, el cual se llevó a cabo el pasado 29 de noviembre en un hospital de la ciudad de Mannheim, al suroeste de Alemania. Resulta que la protagonista de todo esto llevaba un buen rato en este lugar y de la nada, hizo algo que sorprendió a todos los trabajadores del centro médico, pues puso en riesgo una vida.

Mujer desconecta el respirador de una paciente porque le molestaba el sonido
Imagen ilustrativa/Foto: Getty Images

También puedes leer: Paciente de COVID desconecta el respirador a otro porque le molestaba el ruido

A esta mujer no le importó nada y desconectó el aparato de una paciente por el ruido

De acuerdo con medios locales, la mujer desconectó dos veces en menos de una hora el respirador de una de sus compañeras de cuarto en el hospital. ¿La razón? Bueno, pues hizo esto porque simple y sencillamente –y citamos–: “le molestaba el ruido”. Por supuesto que jamás se puso a pesar en que evidentemente, es indispensable para la otra persona seguir conectada.o con el aparato encendido..

Por más increíble que parezca, la bronca no paró ahí. Para que se den una idea de cómo se puso la cosa, la señora volvió a apagar el respirador, dejando sin oxígeno a la otra paciente. Sin embargo, en esta ocasión las cosas fueron diferentes, pues algunos médicos corrieron a la habitación al darse cuenta de lo que pasó y la tuvieron que mover hasta cuidados intensivos. Afortunadamente, la mujer sobrevivió, aunque se encontraba delicada.

Imagen ilustrativa/Foto: Getty Images

La mujer que desconectó el aparato fue arrestada por las autoridades alemanas, además, declaró ante las autoridades que le molestaba el ruido que generaba el respirador, por lo que decidió apagarlo, pero jamás pensó en las consecuencias. Lo malo para ella es que por no echarle coco, la arrestaron y trasladaron a prisión, donde enfrenta acusaciones por intento de homicidio. Así que ya lo saben, en este mundo hay que ser empáticos porque si no es así, las cosas acaban mal, como esta historia.

Me llamo Jesús pero todos me dicen Chucho. Me encanta la música y sé tocar algunos instrumentos, aunque creo que soy mejor escribiendo sobre las bandas que me gustan. Soy fan de los conciertos y festivales,... More by Jesús González

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook