Niño le compra unos tacos a un viejito que tenía hambre y se pone a llorar 😭

La inocencia de los niños es algo que no tiene precio, pues a muchos nos queda muy claro que esa es la responsable de que los más pequeños de la casa hagan cosas sin malicia alguna, y siempre con la disposición de ayudar a quien más lo necesita (claro, si fueron educados con buenos valores).

Hablando de educar chamacos, no debe haber regalo más grande para un padre o madre que el ver que su pequeño/a hijo/a preocuparse por los demás o ser bueno con quienes lo rodean. Y sin duda ese sentimiento lo vivió en carne propia una mujer llamada Karen Espinoza Melgarejo, quien fue testigo del noble gesto que tuvo su hijo al invitarle unos taquitos a un señor que se dedica a vender paletas y que tenía hambre, esto en Michoacán. AAAAAW.

Foto: Facebook

A través de una publicación en su perfil de Facebook, Karen narró el bello gesto que su hijo tuvo con un señor, quien llegó a ofrecer sus paletas al puesto de tacos donde ellos se encontraban. “Estábamos cenando cuando llego este viejito vendiendo paletas de bombón, muy cansado me imagino que de andar trabajando todo el día. Adalid desde que lo vio no lo dudo y se paró de la mesa y le regalo $40 que momentos antes había ganado jugando lotería mexicana, el señor le daba unas paletas y le contestó “quédeselas y véndalas”, escribió. 

La mujer continuó narrando que luego de darle dinero al señor, su hijo aún estaba muy inquieto y preocupado, por lo que se dirigió con el señor y le dio otros 29 pesos que traía. Si para muchos eso ya es un gesto noble, la cereza del pastel de bondad vino cuando el niño, con lagrimas en los ojos, regresó con su mamá y le preguntó que si le podían comprar algo de cenar al señor. “Mamá, ¿podemos comprarle unos tacos y un refresco? por que mira, tiene mucha hambre”, le dijo Adalid a su jefecita, a lo que ella le contestó que sí.

Foto: Facebook

“Se dirige a él y le pregunta de qué los quiere, se los pide al mesero y estaba muy al pendiente de que se los llevaran rápido”. detalló Karen Espinoza en su publicación, quien también mencionó que su hijo se puso a llorar al ver al señor comiendo sus taquitos. “En eso, de repente empieza a llorar y le pregunto ¿por qué? Me dice “es que mira mamá está cenando tan a gusto”. ¡Qué hermoso chamaco!

Foto: Facebook

La publicación de Karen, en donde se pueden ver fotos del señor, del pequeño del corazón de oro, y que hasta el momento lleva más de 100 mil reacciones, finaliza con unas palabras de orgullo por parte de la mamá del niño. “De verdad que yo no sé quien le dio la vida a quien, a veces como mamá me pregunto si estoy haciendo bien mi trabajo como tal y dudo día a día si lo hago bien, pero acciones cómo estás me dan respuestas a todas mis dudas”.

Nombre’ señora, si nosotros al ver este gran gesto por parte de su hijo nos sentimos orgullosos y con ganas de llorar, no podemos pensar cómo es que se siente usted al respecto. Niños como Adalid nos dan esperanzas de que no todo está perdido en este mundo, y que siempre es bonito encontrarnos con personas que se preocupan por los demás. 👏