¿Algún día regresará el poder de los años 80?

Te despiertas con la alarma de la tele y está Don Gato y Su Pandilla. Aún modorro, te paras para bañarte, ponerte el uniforme y no olvidas tu chinito de la suerte. En el comedor ya está tu vaso de leche con chocolate Milo y escuchas la canción de entrada de Los Años Maravillosos. Pero es tarde: hora de guardar la Trapper Keeper en tu mochila, ponerte tus K-Swiss, tomar tu lonchera de tu caricatura favorita y salir hacia la escuela.

¿Han visto estos anuncios de El Poder Regresa? ¡Todo lo que nos lleve de vuelta a los años ochenta es un súper sí! Siempre dicen que los tiempos pasados fueron mejores. Y es difícil argumentar lo contrario cuando no había cientos de notificaciones en el celular (ni celulares) y tus juegos de Nintendo sólo necesitaban una sopladita en lugar de actualizaciones de gigas y gigas.

¡La música también era genial! Sí, no teníamos ningún servicio de streaming, pero los cassettes de nuestros amigos eran suficientes para escuchar lo más nuevo de The Cure, Michael Jackson, Fobia y Soda Stereo en nuestros Walkman. Además, se ha perdido el fino arte de escuchar la radio todo el día en busca de tu canción favorita. Y no sólo eso, ¡de grabarlas encima del cassette de Chico Che de tus papás!

Y de lo que había en la tele podríamos escribir notas y notas y notas. ¿Un extraterrestre amante de los gatos que vive escondido del gobierno de los EEUU en el sótano de una familia? ¡Nos encanta Alf! Y además, fue la época dorada de los héroes de los héroes de acción. ¿Apoco ustedes no tenían hasta la lonchera de su héroe favorito?

En esos entonces, era más fácil hacerte fan de tu superhéroe favorito. Ver su serie todos los días era de cajón, pero también cargábamos con su figura de acción dentro de la mochila que también era de ese personaje. Tenías la lonchera, los tenis y la ropa, además de que te leías sus cómics una y otra vez. Y hay que aceptarlo, ¡seguimos haciendo muchas de esas cosas 40 años después! ¿O ustedes no llevan su lonchera de Los Ositos Cariñositos a la oficina?

 

¿El Poder Regresa? ¡Ya queremos saber de qué se trata! Siempre es un buen momento para recordar lo que nos ponía una sonrisa en los ochenta los sábados por la mañana. Si nuestro delito es traer un reloj con calculadora en pleno 2020 y coleccionar figuras de nuestras caricaturas favoritas de la infancia, ¡nos declaramos culpables! ¿Qué es lo que más extrañas de los salvajes ochenta? ¡Dinos en los comentarios!