En Sopitas.com no nos cansamos de decir que los animales son maravillosos y con sus acciones pueden llegar tanto a sorprendernos como a intimidarnos, más cuando se trata de animales salvajes a los que no estamos acostumbrados a ver de cerca.

Esta fue la experiencia que les tocó vivir a unos turistas que se encontraban recorriendo el Parque Nacional Etosha

, en Namibia, África. El grupo de turistas viajaba en una camioneta por el parque, cuando de pronto un rinoceronte salió de sorpresa y envistió su auto.

La inquietante experiencia que vivieron los desafortunados viajeros fue filmada por Alexandra Poirer, quien se encontraba en un auto a unos cuantos metros del acontecimiento. Por fortuna para las personas que viajaban en la camioneta, el ataque del rinoceronte solo fue un susto y todos salieron ilesos.

¡Ufff!, que sustito, una muestra más de que los animales son tan maravillosos como impredecibles.