¿Cuántas veces han presumido de que su teléfono les salvó la vida (en vez de lo contrario)? Seguramente pocas o ninguna. Por eso es que estamos maravillados con la historia de un sujeto que casi no la cuenta después de ser atacado con un arco. Digamos que había cierto dispositivo en el lugar correcto, justo en el momento del disparo.

Vamos a contar la historia como se debe, porque es bastante interesante y vale la pena mencionar cada uno de los detalles.

Todo ocurrió en Nueva Gales del Sur, Australia, donde las autoridades locales reportaron un incidente violento casi termina en tragedia. Resulta que, mientras se bajaba de su auto, la víctima vio a un hombre frente a la puerta de su casa que estaba armado con un arco y una flecha. Como cualquier persona que vive en 2019, sacó su teléfono para tomar una foto del “arquero” y ahí recibió un tiro que iba directo a su cara.

En lugar de golpear directamente a su objetivo, la flecha impactó primero en el iPhone de la víctima, atravesando la pantalla y haciendo un agujero por donde la punta sobresalió cinco centímetros. Los informes de la policía revelaron que el dueño del celular sólo tuvo un pequeño roce del objeto en la barbilla, cosa que consideraron como un verdadero golpe de suerte.

Ataque con arco que casi mata a una persona

En cuanto al atacante, se sabe que se trataba de un sujeto de 39 años de edad, quien fue arrestado y ahora mismo enfrenta cargos por “armarse con la intención de cometer un delito procesable, un asalto que ocasionó daños físicos reales y daños maliciosos”. A pesar de que se le concedió una fianza condicional, de cualquier forma, tendrá que acudir a un tribunal para que se revise su caso.

Afortunadamente, nadie resultó gravemente herido tras este incidente, con excepción del pobre teléfono, que merecía un final más agradable. Ojalá que su dueño lo guarde, ya que podría convertirse en la historia más genial para contar en las fiestas.