Este miércoles un oso pardo vagaba por las calles del poblado de Khabarvsky, en Rusia, cerca de la frontera con China, el curioso animal logró colarse a un centro comercial, en donde estuvo dando algunas vueltas.

Las cámaras de vigilancia lo captaron recorriendo los pasillos del recinto desesperado por salirse, ya pasaba de la media noche cuando entró, por lo que no había gente que pudiera resultar herida. Poco tiempo después el oso logro romper una puerta y salió corriendo hacia un parque cercano, sin embargo elementos de la policía rusa lo alcanzaron y le dispararon causando su muerte.

Tras la muerte del oso pardo, las autoridades rusas han declarado que investigarán las acciones del policía que le disparó.

**Vía The Guardian