En un mundo complicado, donde pasan mil y un situaciones que malvibran a todos, son inesperadas las pequeñas acciones que nos hacen recuperar la fe en la humanidad.

Uno nunca sabe cuándo una acción de buena onda vaya a cambiar el día o la vida de una persona, además de que alguien puede notar esa misma buena onda y recuperar un poco la fe en la humanidad.

Para ejemplo tenemos al querido Werevertumorro que como recordarán, hace poco se encontró un celular en la calle e inició toda una campaña para encontrar a la dueña que apareció unas horas después.

¿Ven? No hace falta mucho para marcar una diferencia y que la gente sonría y tenga un día bueno.

Esta acción de Werevertumorro inspiró a todo el mundo incluyendo a la buena gente de ZUUM (marca mexicana del celular encontrado) quienes quisieron seguir la cadena de buena onda.

¿Cómo lo hicieron?

Pues regalando celulares a la banda. Era bien fácil y de una manera que seguía exaltando la buena onda en todos.

En un post que ellos pusieron en sus redes, debías de nominar a alguien que hiciera cosas buena onda y así se elegirían a varios ganadores que se llevaron su ZUUM nuevecito.

Zuum

Foto: Cortesía

Y sí, la lección es que siempre hay que ser #MásBuenaOnda porque es la única forma en la que podremos cambiar al mundo.