Una de las trilogías más famosas dentro de la historia del cine, es The Lord of The Rings cuyo protagonista, además de Orlando Bloom, es Viggo Mortensen, quien dio vida a Aragorn, capitán de los montaraces del norte que contribuye a la formación de la comunidad del anillo y posteriormente ayuda a Frodo Bolsón mientras es perseguido por los espectros del Anillo. Sin embargo, en un reciente artículo de Entertainment Weekly que habla del libro de Ian Nathan titulado Anything You Can Imagine: Peter Jackson and the Making of Middle-Earth, al cual define como la “historia definitiva de la película de Peter Jackson”, habla de una escena bastante famosa de la saga pero que en realidad, resultó ser todo un peligro para Viggo.

De acuerdo al relato, la secuencia en la que todos se enfrentan al ejército de orcos a los pies de Mordor, fue filmada en una parte del desierto de Rangipo que en algún punto fue usada por la milicia de Nueva Zelanda para entrenar y por lo tanto, había armazones de artillería sin explorar. Los productores, que habían trazado un área segura lejos de las bombas para poder filmar, tuvieron que tener una improvisación fuera de la zona segura y eso hizo que Peter Jackson, director de la famosa saga, se esperanzara lo suficiente y temiera por toda la gente involucrada.

“Hay una parte en la que Jackson recuerda estar esperando a que ocurriera la explosión. El haber encontrado a su Aragorn perfecto, y después verlo volar en pedazos por una bomba sin explorar neozelandesa”, escribe Nathan en el libro. Para la filmación de esta escena, incluso hubo varios soldados que se unieron para dar vida a los orcos y, en cuanto a Mortensen, logró salir airoso de la grabación improvisada.

Para tener más detalle, en esa escena aparecen todos a la espera de luchar en contra de las fuerzas oscuras. Entonces, Gandalf, Legolas, y Aragorn, cruzan las enormes puertas para inspirar al ejército que los espera. Es ahí cuando Aragorn, que después se convierte en rey de Gondor, se pasea de un lado a otro con su caballo mientras sus palabras les da coraje y valentía a todos aquellos que se enfrentaban a un futuro incierto, pero que al final resultan victoriosos luego de que Frodo logra llegar al volcán y avienta el anillo, mismo que termina con la vida del ojo de Sauron.

Otra cosa que también el autor de dicho libro plantea, es que Viggo Mortensen, para estar más apegado a su papel como Aragorn, traía su espada a todas partes e incluso dormía a la intemperie. También revela que Andy Serkins, quien da vida a Gollum, era un antisocial dentro y fuera de la pantalla y que The Beatles originalmente querían hacer una versión propia de El Señor de los Anillos; a sabiendas de esto y de que Jackson era un gran fan de los Fab Four, los actores trataron de honrarlo de la mejor manera. ¿Cómo? Regalándole una foto a Peter en la que aparecen Sean Astin, Elijah Wood, Dominic Monaghan y Billy Boyd en sus disfraces de hobbit, pero posando como John, Paul, George y Ringo con el nombre “The Hobbits” escrito en la batería.