El Festival Aural nuevamente le da la bienvenida a nuestro país a varias propuestas que muy difícilmente escucharíamos dentro de un marco distinto.

¿En qué otro lugar podríamos escuchar la excéntrica propuesta de jazz de Sun Ra Arkestra, el glitch casi inaccesible del proyecto electrónico de Oval, el black metal trascendental de Liturgy, o… o Boris? No tenemos idea de qué vaya a tocar Boris. Ni siquiera los mismos organizadores del Aural, como Andrés Solís, subdirector del festival nos contó en una entrevista telefónica:

“Boris es una banda muy prolífica y espontánea. No sabemos qué vaya a tocar, lo más probable es que sea algo de su último disco.” Su último disco es Attention Please, que tuvo su estreno hace un par de años. Boris es una banda que ha sido encasillada dentro del sludge, stoner rock, ambient, noise, psicodélico, drone y una docena de subgéneros más. En efecto, Boris es una banda muy prolífica con diecisiete álbumes de estudio a lo largo de veinte años de trayectoria.

Por medio de este enlace puedes leer los perfiles de cada uno de los artistas que conforman la alineación, al igual que toda la información sobre precios, horarios y foros. Son buenos datos para los fans de nuevo ingreso, aunque debemos admitir que este tipo de actos ya tiene una sólida base de seguidores. No por nada son conocidos como bandas de culto. En los tres años que lleva el Aural como este rama del FMX, artistas marginales como Residents, Faust y Boredoms vinieron a México y al mismo tiempo destaparon a un considerable número de fanáticos cuya adoración es equivalente al de los coleccionadores de comics, a los gamers o a los otakus (como olvidar la gente con sus máscaras en el concierto de los Residents).

“Tratamos de hacer un programa lo más diverso posible.” dice Solís, quien junto con Rogelio Sosa y Eric Namour, forma parte del Consejo de Programación del Aural. “Pedimos ideas y contribuciones de la gente que conocemos para ver que propuestas hay cada año.” Una vez que tengan sus propuestas, los organizadores contactan a los artistas, ya sea directamente -por medio de un amigo, por ejemplo- o a través de un agente por los canales formales. En el caso de Sun Ra, fue algo decepcionante descubrir que la extraña Arkestra tiene su propio agente profesional y que no hay necesidad de enviar señales al planeta Saturno.

Se le pregunta al subdirector sobre la importancia de traer este tipo de bandas a México que él mismo define como fuera del mainstream: “En general, abre la oferta cultural. Creo que siempre es importante tener una gama muy amplia de alternativas, en este caso de la música, porque entre más diversidad existe hay más probabilidad de que ese ambiente enriquezca la fundación de la cultura local.”

Este tipo música siempre ha sido una apuesta para los organizadores del Aural porque es más difícil asumir el tamaño de la base de fans dispuesta a comprar su boleto para ir a un concierto de Earth que a uno de… digamos, León Larregui. Pero el subdirector del Aural afirma que, en la gran mayoría de los casos, la respuesta del público ha sido muy positiva, y que siempre estará envuelta en expectativa, por lo menos, dentro de su nicho.

El Festival Aural arranca el próximo martes, 14 de mayo y termina el domingo, 19 de mayo. Con un evento distinto cada día. Sopitas.com estará presente para darle cobertura a este evento.