Vestido de un traje rojo y una camisa blanca con holanes, Mika salió al escenario de El Plaza Condesa para hacer lo que mejor ha sabido hacer a lo largo de su carrera musical: enamorar a todo aquel que lo escucha sobre un escenario. Ni los 20 minutos de retraso, ni la lluvia que golpeó la ciudad lograron que la gente no se uniera a la fiesta de Mika, una en la que se celebró al amor en todas sus formas.

Mika en México: Una fiesta en donde se celebró el amor en todas sus formas

Foto: Stephania Carmona

El concierto comenzó con “Ice Cream”, canción de su más reciente álbum My Name Is Michael Holbrook (2019). La gente no esperó ni dudó ni un segundo en entregarle toda su energía al cantante de origen líbano-británico, quien desde el principio del show prometió que durante el concierto sólo se dirigiría al público en idioma español, uno que por cierto ha mejorado bastante. 

Mika es un showman en toda la extensión de la palabra, y en serio tiene energía a más no poder. El hombre canta, interpreta, toca el piano, se sube a él, salta, corre de un lado a otro y no duda con compartir esa vitalidad con sus fans hasta donde le sea posible. Incluso si eso implica subir a una fan al escenario para bailar juntos o usar un sombrero charro. Al final, Mika sabe que su fanbase en México es solida, y quiere que ellos no tengan duda de que los ama.

Mika en México: Una fiesta en donde se celebró el amor en todas sus formas

Foto: Stephania Carmona

El regreso de Mika a nuestro país, luego de 12 años, estuvo lleno de canciones como “Relax (Take It Easy)”,  “Origin of Love”, “Big Girl (You Are Beautiful)”, “Tiny Love”, “Popular Song”, y hasta “We Are Golden”, una pieza que al parecer varios no esperaban en el show, pues desató mucha euforia entre los asistentes del concierto, que cabe mencionar eran de todas las edades.

Sin embargo, este show también estuvo lleno de mucha emotividad. Por un lado, Mika nos guió e inspiró a cantarle al amor, a celebrar quienes somos y lo mucho que nuestra energía positiva puede aportar al mundo. Por el otro, el cantante también nos llevó a encontrar ese lado vulnerable que tenemos, a abrazarlo y aceptarlo. Al final del día esa debilidad, que a veces no nos gusta, también forma parte de nosotros.

Mika en México: Una fiesta en donde se celebró el amor en todas sus formas

Foto: Stephania Carmona

Mika concluyó con “Grace Kelly”, “Tiny Love” (una parte de la canción), y “Stay high”, donde de alguna manera pidió a sus fans que, ahora que estaban recargados con amor, se mantuvieran así. Al fin y al cabo, ese parecer ser el propósito de Mika: contagiar amor y energía. Al menos así nos hizo sentir a sus fans en la CDMX.

Antes de salir y dejar el escenario al que le entregó todo, Mika cantó “Cielito Lindo” usando el sombrero que sacó a la mitad de su show, provocando que todos nos enamoráramos más de él. Comprobando que 12 años pueden parecer mucho, pero que sin duda, las largas esperas siempre tienen su recompensa. Ver a Mika sobre un escenario fue la mayor de ellas.

Mika en México: Una fiesta en donde se celebró el amor en todas sus formas

Foto: Stephania Carmona

Galería 

Mika en México: Una fiesta en donde se celebró el amor en todas sus formas

Foto: Stephania Carmona

Mika en México: Una fiesta en donde se celebró el amor en todas sus formas

Foto: Stephania Carmona

Mika en México: Una fiesta en donde se celebró el amor en todas sus formas

Foto: Stephania Carmona

Mika en México: Una fiesta en donde se celebró el amor en todas sus formas

Foto: Stephania Carmona

Mika en México: Una fiesta en donde se celebró el amor en todas sus formas

Foto: Stephania Carmona

Foto: Stephania Carmona

Foto: Stephania Carmona

Mika en México: Una fiesta en donde se celebró el amor en todas sus formas

Foto: Stephania Carmona