Fue hace 24 años cuando el líder y fundador de Nirvana. Kurt Cobain, murió a causa de un disparo en la cabeza. El deceso del cantante fue un duro golpe para todos los fans de la agrupación de grunge, sobre todo para sus compañeros de banda, quienes tuvieron que lidiar con el dolor de haber perdido a su amigo en 1994. Sin embargo, de alguna manera el fallecimiento del artista también ayudó a su amigo Dave Grohl, pues el líder de Foo Fighters ha declarado cómo fue que la muerte de Kurt lo ayudó a ver la vida con otros ojos.

En una reciente entrevista con el portal PBS, el frontman de Foo Fighters se tomó un momento para hablar de los pensamientos que nacieron a raíz de la muerte de Cobain: “Cuando Kurt murió, recuerdo el día siguiente y pensé: ‘Todavía puedo vivir’. Así que voy a vivir todos los días como si fuera el último. Incluso si es el peor día, voy a tratar de apreciarlo.” dijo Grohl al entrevistador. “Y todavía me siento así. Nunca quiero morir. Sinceramente, siento que si puedo hacer esto, y tengo estos hermosos niños … Estoy bien. Así es como me siento.”.

Si quieres escuchar las palabras del mismísimo Dave para que se te rompa el corazón igual que a nosotros, te dejamos un pequeño clip de la entrevista a continuación:

Fue el 5 de abril de 1994 cuando Kurt Cobain terminó con su vida con un escopetazo en la cabeza. El cuerpo del cantante fue hallado tres días después en su casa de Seattle y su sorpresivo deceso a los 27 años de edad fue un evento que quedó marcado en la historia de la música, tanto que hasta nuestros días, Nirvana sigue siendo considerada una de las agrupaciones pioneras del grunge. 

Por otro lado, aunque una reunión de Nirvana con todos los miembros originales es casi imposible, el pasado sábado 6 de octubre los integrantes sobrevivientes del grupo tocaron en la segunda edición del Cal Jam Festorganizado por Foo Fighters en el Parque Regional Glen Helen de San Bernardino, California. Ahí, Dave Grohl en la batería, Krist Novoselic en el bajo y Pat Smear en la guitarra, ofrecieron uno de los actos estelares de la noche, en la que estuvieron acompañados de otros músicos como John McCauley, cantante de Deer Tick, Joan Jett, y Brody Dalle, de The Distillers.