En 2009 Florence + The Machine lanzaría Lungs, su álbum debut, con el que el mundo conocería a una de las voces más importantes de la década. Más allá de ser un excelente primer trabajo de estudio, que fue mencionado por muchos medios especializados como uno de los mejores discos del año, sirvió como una plataforma enorme para que la banda lograra concretar ese sonido tan preciso que los caracteriza. 

Para celebrar el décimo aniversario del lanzamiento de esta grandioso disco, la banda está preparando una edición bastante especial. Además de escuchar canciones que ahora son clásicos como “Dog Days Are Over”, “Kiss With A Fist” y “Cosmic Love”, incluirán rarezas y demos que apenas verán la luz. Entre esas canciones que no lograron entrar en el tracklist oficial del disco están “My Best Dress” y “Donkey Kosh”. 

Por si esto fuera poco, Florence + The Machine incluirán dos covers bastante especiales: “Postcards From Italy” de Beirut y “Oh! Darling”, canción origianl de los Beatles que grabaron en los míticos estudios Abbey Road, lugar donde los Fab Four grabaron la gran mayoría de su discografía.

Escuchen por acá  las primeras rarezas de la edición especial por el décimo aniversario de Lungs:

Si quieres ser de los primeritos en tener esta edición especial del álbum debut de Florence + The Machine, puedes preordenarlo y guardarlo en tu plataforma digital favorita en el siguiente enlace, para que cuando salga lo escuchen lo antes posible.

Mientras tanto, Florence y compañía siguen de gira promocionando su último disco High As Hope. Afortunadamente tuvimos la oportunidad de ver a la cantante en el Palacio de los Deportes de la Ciudad de México, donde nos regaló uno de los mejores concierto de lo que va del año, un show lleno de energía, magia y eclecticismo.

La importancia de Lungs para las nuevas voces femeninas

Más allá de ser el álbum debut de Florence + The Machine, Lungs marcó una época para la industria musical. En 2009 cuando Amy Winehouse y Lily Allen tocaban canciones profundas sobre sus problemas personales, que siempre aparecían en los tabloides ingleses, Florence Welch apareció y se convirtió en un tipo de estrella pop que no se veía en ese momento, una cantante de espíritu libre y místico.

Con el lanzamiento de este disco, surgió toda una camada de nuevas artistas que brillaron en la segunda década de los 2000 como Adele y Lykke Li, que experimentaban más con sonidos electrónicos fusionados con el folk, algo que fue súper innovador en ese momento. 

En Lungs, Welch utilizó la confusión de una ruptura amorosa para crear una obra brillante y dramática que abarca toda una gama emocional, desde la ira, el desamor, el sexo hasta la alegría. Todo está construido sobre la columna vertebral de la arrolladora voz de Florence y sonidos que eran poco comunes para una cantante pop. 

Lo que Florence demostró hace 10 años fue que el amor lo consume todo y puede ser una batalla que se puede ganar con un toque de poesía, combinándolo con un lenguaje universal, con el que todo el mundo se pudiera identificar. Con el coraje de su propia autoexploración, este disco ayudó a Welch a encajar en un lugar único. 

Florence + The Machine ayudó a establecer el camino para que artistas que fusionan géneros extraños como Lana Del Rey y Billie Eilish fueran todo un hitazo a nivel mundial y, que en este momento sean dos de las cantantes más importantes de la industria musical. ¡Felices 10 años para Lungs!