Guns N’ Roses amenaza con demandar a un fan por filtrar rolas inéditas

A pesar de los años y todos los problemas que tuvieron en el pasado, para muchos Guns N’ Roses sigue siendo una de las bandas más peligrosas de la historia. Después de mucho tiempo, Axl, Slash y Duff se reunieron para volver a tocar juntos, pero al parecer la controversia jamás los dejará aunque ahora no se estén demandando entre ellos.

Resulta que Rick Dunsford, uno de los fans más grandes de Axl Rose y compañía está siendo acusado por la banda por presuntamente haber filtrado 97 canciones inéditas de Guns N’ Roses que datan desde 2000 hasta 2001. ¿Y cómo fue que consiguió toda esta música nueva? Bueno, pues es más sencillo de lo que creen, no tuvo que meterse a la casa de alguno de los miembros para tenerlas.

De acuerdo con TMZ, Rick junto a otros de sus amigos de un club de fans dedicado a los Guns, compraron por 15 mil dólares las grabaciones que venían en un disco duro a través de una subasta. El culpable de que estuvieran a la venta todas estas canciones que Axl llevaba años componiendo fue Tom Zutaut, un antiguo empleado de la banda que quiso vengarse de alguna manera por despedirlo.

Cuando los Guns N’ Roses se enteraron de que esas rolas habían llegado hasta las manos de Rick, UMG –la disquera de la banda– se puso en contacto con él para comprárselas por la misma cantidad que pagó. Supuestamente él aceptó el acuerdo pero hace algunos meses a través de Internet estas canciones fueron escuchadas por algunos afortunados. 

Tras toda esta filtración, la banda y la disquera están amenazándolo con una enorme demanda por violar el trato que supuestamente habían cerrado. Por su parte, Rick afirma que alguien más está filtrando las canciones y que incluso las personas más cercanas a los GN’R lo han vetado de por vida de todos los conciertos y presentaciones que hagan en cualquier parte del mundo.

Aún no sabemos en qué acabará toda esta historia entre los Guns y el súper fan Rick Dunsford, pero esperamos que todo esto se arregle y no tenga que ir hasta la jungla legal ni arreglarlo con una lluvia de demandas, jiar jiar jiar.