Debido a un fuerte acoso por parte de la nueva administración de la marca Hard Rock, los licenciatarios mexicanos tuvieron que ceder después de años de resistencia y decidieron cerrar el restorán temático Hard Rock Café de la ciudad de México. El cierre finaliza 24 años de éxito comercial.

El recinto capitalino que recibió a figuras de la talla de Robbie Williams, Elton John, Gloria Gaynor, Alanis Morissette, Jaguares, entre otros, cedió ante las fuertes presiones financieras que el nuevo grupo propietario de Hard Rock Café fomentó para iniciar una nueva fase de uso de la marca que comenzaba con eliminar todo restaurante Hard Rock Café mexicano.

La tribu Seminole de Florida,  los dueños más recientes de la franquicia a nivel mundial, busca convertirse en un consorcio de hoteles y casinos. El primer paso, era arrancarle a Operadora DB, encargados de desarrollar la marca en México, sus restaurantes.

De acuerdo a los representantes de la operadora, la tribu Seminole comenzó un acoso financiero que consistió en una elevación de costos, regalías e insumos, hecho que obligó a Operadora DB a adquirir mercancía china con el fin de abaratar costos; hecho que años después se dificultó al no satisfacer los niveles de calidad de la marca.

La intención es claramente recuperar la franquicia y destinarla a sus nuevas prioridades de negocio. El vértice y énfasis del negocio han dejado de ser los restaurantes temáticos y la venta de mercancía para centrarse ahora en la operación de hoteles y la potencial operación de casinos fuera de los Estados Unidos de América, añadió la compañía mexicana.

En 2006, la Tribu Seminole adquirió la marca por 1,000 millones de dólares. Su más reciente decisión por recuperar la marca en México, terminó con la presencia del Hard Rock Café que inició en 1989.