Un día como hoy pero hace 14 años se fue una leyenda del rock que hasta el día hoy sus frecuencias bajas siguen resonando en nuestros recuerdos. Hablamos de John Entwistle, o como entre amigos era llamado: The Ox. Músico, compositor y productor británico que seguro conocerán por su legado en las cuerdas gruesas del bajo en The Who.

Su recorrido en la música lo llevó a ser reconocido y elogiado como uno de los mejores bajistas de la historia -si no es que el mejor-, pero su gran técnica y talento se fusionaron de tal manera que hasta The Biography Channel lo denominó como el mejor bajista que logró hace lo mismo que Jimi Hendrix por la guitarra.

John Entwistle & Pete Townshend

John Entwistle y Pete Townshend

Al venir de una familia disfunsional la personalidad de John Entwistle era un tanto reservada, lo cual lo llevó desde pequeño a orillarse a estudiar de manera formal música. En un principio tocó el piano, después pasó a la trompeta, al corno francés, la guitarra y al final terminó con el bajo. De hecho fue el único integrante de The Who que tenía una formación musical formal.

En un principio Entwistle se orilló por su pasión al jazz, pero tardó poco en ser atraído por el auge del Rock N’ Roll, en donde atinó a la perfección ya que después de varios proyectos y cambios de integrantes formó parte de The Who.

Dentro de los integrantes de The Who, Entwistle fue el músico más prolífico, quizá se debió a su formación académica, pero las ideas iban y venían tras sus dedos bailando sobre el bajo. Tanto así que en diversas ocasiones explicó que tenía un par de canciones por disco pero su problema era que quería cantar las canciones y no dejárselas a Roger Daltrey, por lo que tuvo que optar por crear su carrera solista, donde nos entregó cerca de 10 álbumes de estudio.

John Entwistle2

En The Who también tuvo papel sumamente importante por aparte de ser el encargado del bajo, él se encargó de tocar algunos instrumentos de viento así como crear la instrumentación y/u orquestación de una u otra canción, logrando demostrar su pasión por la producción.

Su gran talento lo llevó a codiarse con grandes estrellas del momento, en 1990 tocó en el supergrupo The Best, en donde tocó con Keith Emerson, Joe Walsh, Jeff Baxter y Simon Phillips. También apareció en Ringo Starr & His All-Starr Band con Billy Preston, Randy Bachman y Mark Farner. También formó un grupo con sus amigos Steve Luongo y Mark Hitt, que posteriormente evolucionó en la banda The John Entwistle Band. Por aparte se le vio participando en un sin fin de canciones y homenajes pero siempre manteniendo el pie en The Who y sus múltiples giras.

Uno de los motivos de la tanta actividad de Entwistle fue a razón de su gran compulsión por comprar, de pronto se hizo adicto a la ropa, los accesorios, las drogas y hasta los automóviles, de hecho dicen que tenía una gran colección de autos y ni si quiera sabía manejar. Eso lo llevó a tener muchas deudas y lo obligó a tocar lo más que pudiera, de hecho después de morir su familia tuvo que subastar gran parte de sus cosas para poder pagar deudas que les había dejado.

 

 

Fue así que el 27 d junio de 2002 Entwistle apareció muerto en la habitación 658 del Hard Rock Hotel & Casino. Una stripper que lo acompañaba encontró su cuerpo tirado en el piso en la noche. Los forense explicaron que la causa de su muerte se debió a un ataque al corazón por el consumo de cocaína. Fue así que a sus 57 años el legendario The Ox dejó este planeta y las frecuencias bajas dejaron de retumbar en nuestros oídos.

Hoy en día su legado y particular técnica de tocar el bajo ha inspirado a músicos como Geddy Lee de Rush, Steve Harris de Iron Maiden, Michael Anthony de Van Halen y Adam Clayton de U2.

Su legado permanecerá intacto a lo largo de los años y con tan sólo dar play y poner atención a su instrumento podremos agradecer el que haya musicalizado una etapa de nuestra vida. ¡Gracias John Entwistle!