Música
Foto: Getty

La historia de la mujer y el desafortunado suceso que inspiró “She’s Lost Control” de Joy Division

Esta es la historia detrás de "She's Lost Control", la clásica canción de Joy Division que viene incluida en el disco 'Unknown PLeasures'.

La carrera de Joy Division fue relativamente corta, pero el tiempo se encargó de darles sus lugar como una de las bandas más emblemáticas de Inglaterra. Es más, su primer álbum de estudio, Unknown Pleasures, es a día de hoy un disco que sigue vigente tanto por su música como por la icónica portada que lo viste.

Su trabajo ha trascendido década tras década y constantemente, se les identifica como los amos absolutos de este género conocido como post-punk. Por supuesto, no podemos afirmar esta idea pues se trata de un argumento subjetivo, pero lo cierto es que quizá ninguna otra agrupación mantiene ese misticismo dentro de lo que este estilo musical comprende.

Ese legado descansa en varias de las lúgubres y atmosféricas canciones que nos dejaron, siendo “She’s Lost Control” una de las más renombradas. Hoy, en esta sección a la que nos gusta llamarla Historia detrás de la canción, repasaremos la inspiración que alberga este temazo.


Recordemos la primera aparición de Joy Division en la televisión para tocar "Shadowplay"

Joy Division. Foto: Especial

Joy Division y el revolucionario ‘Unknown Pleasures’

Como muchos saben,la banda se formó luego de que Peter Hook y Bernard Sumner se inspiraran tras asistir a un concierto de los Sex Pistols en su natal Mánchester. Entonces, básicamente, la idea era formar un grupo que tocará punk-rock crudo y directo como la época lo dictaba.

Poco a poco, comenzaron a darle forma a la banda con las eventuales incorporaciones de Ian Curtis y Stephen Morris en la voz y la batería, respectivamente. Luego de un par de cambios en el nombre (se llamaron Varsovia y Warsaw en algún momento), firmaron un contrato con RCA Records con quienes grabaron varios demos y maquetas, donde se veía la influencia de punk del combo,  lleno de guitarras ásperas y voces más gritadas que cantadas. Había espíritu, pero las cosas pronto cambiarían.

Recordemos la primera aparición de Joy Division en la televisión para tocar "Shadowplay"

Imagen de la portada de ‘Unknown Pleasures’. Foto:Especial

El azar -y los negocios de su mánager Rob Gretton– llevó a la banda a firmar con la legendaria Factory Records, de la que se harían la banda insignia. A partir de ahí, la transformación de la banda en lo que sería el primer esbozo del post-punk más puro, se dio entonces de la mano del productor Martin Hannett, un revolucionario de la grabación que -podemos decirlo- consideraba al punk más clásico como un género obsoleto y conservador. Había que llevarlo al siguiente nivel y él sabía cómo hacerlo.

Para Unknown Pleasures (lanzado en junio de 1979) de Joy Division, Hannett atenuó la estridencia a través de los efectos de eco y reverberaciones que le dieron al disco esa fachada sonora atmosférica y lúgubre que hoy disfrutamos. En su momento, el resultado final no agradó mucho al propio Peter Hook y a Bernard Sumner, quienes al parecer aún abogaban por el estilo desenfadado del punk-rock. Por otro lado, se cuenta, Stephen Morris e Ian Curtis habían quedado satisfechos con el resultado. Como sea, los integrantes se enamoraron de la producción poco a poco.

El tiempo a final de cuentas le dio la razón a la banda y al propio Martin Hannett, quien es considerado el verdadero creador del sonido de Joy Division. Y este estilo, a su vez, es el sello definitivo de canciones como la propia “She’s Lost Control”.

ian-curtis-joy-division

Ian Curtis con Joy Division. Foto: Getty

También puedes leer: LA HISTORIA SOBRE CÓMO UNA DISQUERA PRESIONÓ A DEFTONES PARA CREAR “BACK TO SCHOOL (MINI MAGGIT)”

La chica que inspiró “She’s Lost Control”

Podríamos decir que Martin Hannett sabía que el sonido de Unknown Pleasures debía ser lúgubre en función de las letras siniestras y nostálgicas que Ian Curtis escribió. La idea tiene sentido, sobre todo si tenemos en cuenta la temática que abordan canciones como “She’s Lost Control”.

Tal como lo recoge el periódico británico Financial Times, la letra está inspirada en una chica que solía ir con frecuencia a buscar empleo a la bolsa de trabajo donde Ian Curtis laboraba. En ese lugar, se le ayudaba a la gente con algún tipo de discapacidad y, en este caso, la mujer sufría de ataques epilépticos los cuales el vocalista de Joy Division llegó a presenciar.

Ian Curtis. Foto: Especial

Se dice que Curtis se dio cuenta que la chica ya no visitaba más su oficina en Macclesfield y él pensó que ella ya había encontrado un trabajo. Pero estaba equivocado. Poco después, le informaron que la muchacha había fallecido mientras dormía pues tuvo un ataque epiléptico y se ahogó.

Poco después, en un peculiar azar del destino, Ian Curtis fue diagnosticado con el mismo trastorno neurológico. También se dice que tras conocer su condición y al recordar lo que había pasado con esa chica que lo visitaba para buscar empleo, Ian había acordado con su esposa que dormiría sentado por las noches para evitar una complicación severa en caso de sufrir una convulsión.

Hook incluso llegó a pensar que “She’s Lost Control” fue una forma de canalizar las emociones de Curtis sobre su padecimiento, esto desde la empatía que sentía por aquella mujer con la que compartía el problema de la epilepsia. Est0, en conjunto con la depresión que el vocalista sobrellevaba, lo llevó al trágico destino que todos conocemos. Él como ella, perdió el control y hoy solo nos queda su enorme legado musical.

Top Relacionadas
:)