Hay muchas bandas de rock progresivo, pero todas ellas tienen un papá y una mamá, y ese es King Crimson. Es un género difícil de definir y de explicar a las audiencias, sobre todo aquellas que están acostumbradas a escuchar lo que les dicen que deben escuchar. La llegada de King Crimson al mundo a finales de la década de los 60, planteó la idea más cercana que tenemos del progressive rock: música que no atiende nada, que se aleja de lo comercial, que guarda cierto humor negro en su concepto y corre a cargo de grandes músicos letrados.

Fue en 1969 cuando la banda británica llegó al mundo con In the Court of the Crimson King, un disco debut como pocos que planteó un estilo libre y único que no podido ser igualado. A partir de este material, King Crimson se dedicó a hacer música sin géneros, sin ritmos específicos y sin seguir las reglas del juego, ni siquiera las que establecieron con cada disco.

Luego le siguió In the Wake of Poseidon y Lizard, ambos de 1970; Islands de 1971; Larks’ Tongues in Aspic del 73; Starless and Bible Black y Red de 1974; para luego dar paso a un descanso de casi siete años con Discipline de 1981; Beat del 82; Three of a Perfect Pair de 1984. A partir de este momento, vino uno de los periodos más grandes de ausencia de la banda hasta llegar a 1995 con THRAK; The ConstruKction of Light de 2000; y finalmente, The Power to Believe de 2003.

A partir de este momento, incluso antes del lanzamiento del último disco, se dedicaron a editar y producir discos de sus presentaciones en vivo y algunos EP. En 2017 anunciaron una residencia en México y ahora regresan al país con una nueva residencia el próximo 23, 24 y 29 de agosto de 2019 en el Teatro Metropólitan, uno de sus venues favoritos, para celebrar sus 50 años de carrera. 

John Wetton, David Cross, Robert Fripp y Bill Bruford de King Crimson en 1974. / Getty Images

Pero, ¿a dónde vamos con todo esto? Resulta que King Crimson anunció este 7 de mayo que toda su discografía, todos esos 13 discos que nombramos con anterioridad, se encuentran disponibles en Apple Music. Algunos esperan que esto mismo, algo que se había pedido desde hace tiempo, suceda en todas las plataformas de streaming. Pero hasta ahora Apple Music es la que tiene el catálogo completo. Accede a este enlace.

Esto es importante. Algunas bandas, y con justas razones, no han subido su discografía completa a las plataformas de streaming y King Crimson, a pesar de tener presencia, no había cedido ante todo… hasta ahora. Antes de su regreso a México, podremos escuchar este catálogo y comprender la importancia de una banda como esta en la historia de la música y en específico del rock.

Por acá les dejamos, por ejemplo, el disco Starless and Bible Black y Red de 1974, el cual tiene grandes canciones de su historial como “Lament” y “The Night Watch” (aprovechando el hype con Game of Thrones):