Foto: Getty Images

Una serie de casualidades: Así fue la llegada de Dave Grohl a Nirvana hace 30 años

En la vida, el destino juega un papel sumamente importante. Visto desde un punto de vista cotidiano y práctico, éste puede estar ya escrito y estipulado en algún lugar que todavía desconocemos o puede ser trabajado para que cierta cosa ocurra, o simplemente una casualidad. No lo sabemos a ciencia cierta. 

Lo que sí sabemos es que el destino en algún momento, reunió sin saberlo a dos genios de la música, como Dave Grohl y Kurt Cobain, una ecuación que hasta la fecha le agradecemos al destino ya que ellos juntos, igual que Krist Novoselic, nos regalaran en gran parte a una de las bandas más reconocidas de grunge. 

Una serie de casualidades: Así fue la llegada de Dave Grohl a Nirvana hace 30 años

Foto: Getty Images

Dave  antes de Nirvana

Inmerso en la música desde muy joven, Dave Grohl, empezó su carrera musical en los años 80 como baterista para varias bandas en Washington, DC, tales como Freak Baby, Mission Impossible, Brain Damage y Scream, siendo esta última donde logró un mayor reconocimiento en su temprano debut musical.

Grohl, con apenas 17 años,  audicionó para cubrir la vacante que en ese momento existía en la batería de la banda Scream. Con tal de ganarse un lugar en la batería, Dave mintió respecto a su edad diciendo que estaría cerca de cumplir 20 años. Finalmente la banda le pidió que se uniera, aceptando desde luego la oferta. Grohl decidió abandonar la escuela para centrarse en su carrera artística con Scream, llegando a grabar con 2 álbumes de estudio y uno en vivo en Alemania.

Una serie de casualidades: Así fue la llegada de Dave Grohl a Nirvana hace 30 años

Foto: Getty Images

El 25 de septiembre de 1990 fue un día importante para Dave Grohl y el mundo de la música

Dave Grohl, siendo baterista de Scream, se convirtió en fan de una banda llamada Melvins con la cual creó una fuerte amistad. En 1990 Melvins se encontraba de gira y una de esas paradas en la costa oeste, Buzz Osborne, fundador de dicha agrupación, invitó a dos amigos suyos a verlos tocar en vivo. Se trataba de Kurt Cobain y Krist Novoselic, quienes coincidieron con Dave Grohl entre el público.

Un encuentro histórico que le dio inicio a las primeras líneas de una nueva página en la historia del rock. En 1990, Scream se disolvió después de una gira. Si bien la noticia puede parecer no muy buena, ese hecho provocó que Dave Grohl recibiera invitación formal por parte de Nirvana para integrarse de manera definitiva a la banda. Y precisamente esa historia tomó formalidad un 25 de septiembre de 1990, fecha en la que Dave Grohl tomó oficialmente las baquetas de la conocida agrupación. 

Una serie de casualidades: Así fue la llegada de Dave Grohl a Nirvana hace 30 años

Foto: Getty Images

Dave Grohl y Kurt Cobain se hicieron muy amigos antes de eso

Cabe mencionar que para entonces, Nirvana ya había visto tocar a Grohl durante un show en vivo que Scream ofreció en San Francisco, mismo donde Kurt y Krist presenciaron con atención al baterista de la banda y afirmaron desear tener a alguien así en las filas de lo que comenzaba a ser Nirvana. 

Por su parte, Dave Grohl ayudó mucho a que esa oportunidad llegara a él, ya que en algún punto logró entablar amistad con Kurt Cobain, con quien tuvo muchas conversaciones de música en donde llegaron a coincidir en los mismo gustos, como su admiración por artistas como Public Enemy, Neil Young, Bad Brains, Slayer, entre otros. 

Foto: Getty Images

Llegó a formar filas con Cobain y Novoselic

Antes de Dave Grohl, Nirvana tuvo cuatro bateristas: Aaron Burckhard, Dale Crover –a quien Dave reconoce como su héroe baterista–, Dan Peters y por último a Chad Channing, la mente maestra detrás de éxitos como ‘In Bloom’.

La primera presentación formal de Dave Grohl con Nirvana en vivo, fue el 11 de octubre de 1990, en el North Shore Surf Club, en Olympia, Washington. Acompañando por primera vez en los escenarios a Kurt Cobain y Krist Novoselic, definitivamente el ingreso de Grohl a la banda consolidó el estilo y sonido de la banda, aportando esa esencia única de pegarle a la batería con tanta potencia como si no hubiera un mañana.

Es considerado el baterista legítimo de Nirvana

Dave Grohl, ya como miembro de la banda, grabó producciones destacadas como “In Utero” “MTV Unplugged in New York” y “Nevermind”, este último que es calificado como el trabajo más importante y popular de Nirvana. Tanto que al día de hoy ha vendido aproximadamente 30 millones de copias y que además, es considerado por la revista Rolling Stone como el disco número 1 de los 100 mejores álbumes de rock de la década de los 90. 

En su momento Novoselic consideró que con Dave en la banda todo había quedado en su sitio, considerando que el baterista era muy seguro de sí mismo y era tan natural que era casi imposible que Nirvana no fuera una buena banda si contaba con un buen baterista. El estilo de Dave para tocar la batería encajó justo con el sonido de la agrupación, razón por la que es considerado “el baterista definitivo de Nirvana”. Aunque haya sido el quinto en la mítica agrupación.

Una serie de casualidades: Así fue la llegada de Dave Grohl a Nirvana hace 30 años

Foto: Getty Images

Por: Salvador Medina