"Nada es igual": La demanda por supuesto plagio que casi le sale caro a Luis Miguel Entretenimiento
Fotos: Getty Images/Warner Music México

“Nada es igual”: La demanda por supuesto plagio que casi le sale caro a Luis Miguel

Aunque no lo crean, el único caso de supuesto plagio en la carrera de Luis Miguel se dio con "Nada es igual", y acá les contamos cómo estuvo todo.

Después de mucha espera y un montón de expectativa, por fin llegó a nosotros la tercera temporada de Luis Miguel, la serie. Y sí, estamos contentos porque Diego Boneta, gran parte del elenco y nuevas caras (ACÁ pueden checar quiénes se unen al elenco) regresan a nuestras vidas. Pero también hay que ser muy claros, nos sentimos un poco nostálgicos porque después de tanto tiempo, esta historia concluye para siempre. 

Sin embargo, a pesar de que no volveremos a ver a Micky en Netflix, eso no quiere decir que como lo ha hecho en las dos temporadas anteriores, no nos dará chismecito de qué hablar. Sobre todo, en esta ocasión queremos enfocarnos en una parte que nos dejó con el ojo cuadrado: la demanda en contra de LuisMi y toda su gente por el uso del título “Nada es igual” y la canción del mismo nombre, un tema que por supuesto le causó un dolor de cabeza.

Checa el tráiler de la tercera y úlitma temporada de 'Luis Miguel, la serie'

Diego Boneta en la tercera temporada de ‘Luis Miguel, la serie’ / Foto: Netflix

Luis Miguel se metió en una bronca por “Nada es igual”

En la serie, nos muestran que Luis Miguel, Patricio Robles y todas las personas que están detrás de ‘El Sol’ se meten en una bronca enorme por el nombre del undécimo material discográfico del ‘Sol de México’. ¿La razón? Bueno, pues en la producción nos cuentan que un compositor argentino interpuso una denuncia legal por plagio, ya que supuestamente la rola que le da título al álbum es similar a una que él había compuesto.


Las cosas se complican cuando se dan cuenta que la persona que estaba detrás de esto era el mismísimo Alex McCluskey, la mano derecha de Hugo López y a quien Micky despidió como manager para darle su lugar a Patricio Robles. Por supuesto que no les contaremos cómo termina esta situación, que probablemente los deje con el ojo cuadrado. Sin embargo, así como en la ficción, en la vida real también se armó un verdadero relajo con esta canción. 

Foto: Netflix

Fue el 20 de agosto de 1996 cuando Luis Miguel lanzó este disco, Nada es igual. Un álbum que en papel y en aquel momento pretendía ser el proyecto más ambicioso en toda su carrera, combinando ese estilo clásico con R&B, soul y hasta pop. Lo cierto es que tenía un sonido muy similar a lo que LuisMi nos presentó en Aries, pero lo más llamativo de todo de este material discográfico fue la bronca en la que se involucró todo el equipo del ‘Sol’. 

La acusación de plagio en contra de Kiko Cibrián

Resulta que la canción que le da título a este álbum, la cual fue escrita por el compositor de cabecera de Micky en aquella época, Kiko Cibrián. Aunque no fue lanzada como sencillo, el tema tuvo éxito entre sus fans que quedaban encantados cuando la interpretaba en vivo. Sin embargo, una extraña coincidencia hizo que el compositor argentino, Francis Smith, demandara a Cibrián por plagio, pues supuestamente había copiado una de sus rolas. 

En particular, la canción a la que se refería Smith era “Y mañana volverás”, la cual estrenó durante la década de los 70. De acuerdo con medios locales, el músico dijo en su momento lo siguiente: “Me di cuenta de la similitud de algunos acordes de mi tema que grabamos hace 25 años con Gabriel Hidalgo y que aún está en las disquerías de Miami, con la canción de Luis Miguel, mientras veía un programa de televisión hace tres años”. 

Micky terminó testificando en el caso

Antes de llegar a los trancazos legales, la disquera de Micky intentó conciliar bajita la mano con Francis Smith, pero el compositor no aceptó: “El presidente de Warner Music de México me llamó para arreglar directamente con Kiko Cibrián, pero rechacé la propuesta”. Esto hizo que durante la gira que LuisMi hizo por Latinoamérica en 1999 –que por supuesto, pasó por Argentina– el cantante tuviera que hacer una escala en los tribunales.

A pesar de que Luis Miguel no estaba en peligro, porque él simplemente interpretó “Nada es igual” y no tenía créditos como compositor, lo citaron para testificar. Durante una reunión de la comisión de peritajes de la Sociedad Argentina de Autores, Intérpretes y Compositores (SADAIC) para evaluar las similitudes entre una obra musical y la otra, le dieron la razón a Smith. Pero la cosa no paró ahí, porque el músico argentino buscaba más.

Además de pedir el reconocimiento de su obra, la demanda de Francis Smith incluía también una compensación económica por daños y perjuicios. Para calcular la cantidad que solicitarían, el abogado del compositor explicó que tomarían en cuenta las ventas de Nada es igual a nivel mundial para definir la indemnización que tanto Kiko Cibrián como Micky y la compañía discográfica tendrían que pagarle, que en su momento se decía que equivalía a 2 millones de dólares.

Después de todo, Luis Miguel y Kiko Cibrián la libraron

Después de la polémica, en el 2000, la Sala V de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional terminaría revocando la demanda en contra de Cibrián y el equipo de LuisMi. Los jueces citaron en su resolución al maestro Julio Fainguersh, quien había citado como perito integrante de la junta de idóneos, quien afirmó que sí había una coincidencia musical, pero la partitura de Smith era tan básica que esto inevitablemente pasaría.

“Ante una música muy poco desarrollada y de una banalidad evidente sería casi un milagro no poder encontrar coincidencias. Las partituras en común tienen formas distintas, aunque en la música clásica suele darse la existencia de lugares comunes, lo que para la poesía podía ser ‘la florida primavera’ o ‘el crudo invierno’, clichés utilizados con anterioridad durante varios siglos'”.

Al final y luego de analizar por completo ambas rolas, Luis Miguel, Kiko Cibrián y compañía libraron esta bronca que por poco les sale muy caro, porque así como canta el propio Mickey, entre estas canciones “nada es igual”. Esta sería la única polémica sobre plagio que ‘El Sol de México’ ha tenido que enfrentar a lo largo de su enorme carrera, pero estamos seguros que por un momento esto le metió un buen susto.

Top Relacionadas
:)