Meat is Murder: 33 años del primer y único éxito comercial de The Smiths Música

Meat is Murder: 33 años del primer y único éxito comercial de The Smiths

Puede que The Smiths sea altamente conocido por “There is a Light That Never Goes Out”. Sin embargo, cierto es que antes de esta canción esta banda cosechó muchos éxitos. En su momento, como toda agrupación nacida en los 80, buscaba abrirse camino en el mundo, expresar su manera de pensar, su arte y todo lo que la situación en la que se encontraban conllevaba. También fue una de las primeras bandas del indie rock. En esa ocasión, no nos encontrábamos con ritmos goth o synth-pop, sino con algo mucho más rítmico y melódico. 

Con esto como premisa, fue que el 11 de febrero de 1985 llegó a nuestras vidas Meat is Murder, el segundo material de estudio de The Smiths que se convirtió en el más vendido en su carrera o mejor dicho, en el más comercial. Debido a esto es que la agrupación liderada por Morrissey consiguió el éxito, ya que en toda su historia discográfica este fue el único disco que logró estar en primer lugar en los listados de popularidad de Reino Unido y mantenerse durante 13 semanas. En Estados Unidos ocupó el lugar 110, mientras que en Canadá llegó a la posición 40. Para 2003 el disco fue incluido dentro de “Los mejores 500 discos de todos los tiempos” por Rolling Stone.

Ahora bien, Meat is Murder es un disco que como su portada misma lo refleja, habla de política. Desde un principio y como parte del gremio de músicos de esa época, las opiniones de Moz se veían altamente reflejadas en las letras de las canciones. Algunos de los objetivos a atacar por parte de Morrissey fue la administración de Margaret Thatcher, la monarquía y Band Aid, una unión musical británica e irlandesa de caridad a la que se unieron artistas y grupos pop. 

Como ya mencionamos, la portada es un gran reflejo de esto, pues se usa una versión alterada de la fotografía de 1967 del marino Michael Wynn, quien se encontraba en la guerra de Vietnam y que aparece en el documental de 1968 de Emile de Antonio, Year of The Pig. Para la portada, en el casco de este soldado es cambiada la leyenda de “Make War Not Love” (Haz la guerra no el amor) por “Meat is Murder” (La carne es asesinato). 

Meat is Murder: 33 años del primer y único éxito comercial de The Smiths

Dentro de las canciones tan cargadas políticamente, nos encontramos con que “How Soon Is Now? originalmente fue lanzada como un b-side de la canción “William, It Was Really Nothing”, pero posteriormente fue agregada a las ediciones de Norteamérica de Meat is Murder luego de que se volviera un éxito en la radio y en los clubes de esa época.

Después, apareció en el radar “Barbarism Begins At Home”, un single con un impacto comercial mucho menos exitoso que el anterior y que además tuvo un lanzamiento limitado como sencillo en Alemania e Italia. De éste siguieron “Shakespeare’s Sister” y “That Joke Isn’t Funny Anymore”, singles que de igual forma, no impactaron a la audiencia. ¿Entonces en qué radicó el éxito comercial de este disco?

Posiblemente la respuesta sea que como un todo, Meat is Murder es un álbum que engancha de principio a fin. Tiene buenas bases funk, rockabilly, dance e incluso balada. Los ritmos son pegajosos y eso hace que el que lo escuche se enganche, pero además, en cuanto a creación musical, composición de letra y producción se refiere, es mucho mejor que el disco homónimo de The Smiths y, dado que en ese tiempo la música tenía un mayor impacto por el contexto y significado, este material cumplió con todos los puntos para ser lo que en su momento fue.

Hoy podemos decir que las canciones de este disco es el eco del pasado que sigue vigente. La prueba más fehaciente de esto es cómo en 2016, The Smiths lanzó un juego 8-bit en línea junto con PETA y This Is Pop titulado “This Beautiful Creature Must Die”, el cual fue basado en Meat is Murder. El objetivo del juego era que los jugadores salvaran del matadero a gallinas, vacas, cerdos y pavos. En la pantalla, se podían ver los filos de las hojas que rebanaban a los animales. Posiblemente esto es igual de visceral que escuchar a las vacas mugiendo entre sonidos fatídicos de piano al final del disco.

Comenta con tu cuenta de Facebook