Ídolo de los grandes ídolos: David Bowie, Damon Albarn, Jarvis Cocker, los miembros de Radiohead se rindieron ante Scott Walker, quien fue de los contados casos que se han dado en la música de productos pop que se convierten en grandes artistas. Alejado de los reflectores, Walker se convirtió en un personaje de culto. Hoy fue confirmada su muerte a los 76 años.

La muerte de Scott Walker fue confirmada en sus redes sociales y por el sello británico 4AD: “Durante medio siglo, la genialidad de Noel Scott Engel [su verdadero nombre] ha enriquecido las vidas de miles de personas”, señala el comunicado en el que resalta la gran originalidad que siempre acompañó al trabajo del artista, primero como parte de The Walker Brothers, luego como solista.

Noel Scott Engel nació en enero de 1943 en Hamilton, Ohio, Estados Unidos. En 1964, debutó con el trío formado por John Maus,  Gary Leeds y él: The Walker Brothers, grupo que en Reino Unido alcanzó los cuernos de la luna, al ser casi tan populares como los iniciales The Beatles y The Rolling Stones… aunque rápido,  Scott tomó su propio camino y lanzó como solista los aclamados Scott, Scott 2, Scott 3 y Scott 4, considerados algunos de los más arriesgados álbumes pop de la época (sin descontar el último que grabó con The Walker Brothers, Nite Flights).

Aislado de los medios, la revalorización del trabajo de Scott Walker se dio con el documental dirigido por Stephen Kijak y producido por el mismísimo David Bowie, Scott Walker: 30 Century man. En él se da un repaso artístico de la vida del excelente Scott con ayuda de sus más grandes fans: Bowie, Sting, Brian Eno, los miembros de Radiohead, Jarvis Cocker y Richard Hawley, entre otros… nada más.

De hecho, uno de los primeros en expresar su pesar por la muerte de Scott Walker fue Thom Yorke, vocalista de Radiohead, quien en sus redes sociales señaló que el cantautor fue una “gran influencia para Radiohead y para mí, mostrándome cómo podría usar mi voz y mis palabras”.

“Scott Walker fue un titán único y desafiante a la vanguardia de la música británica: audaz y cuestionador, produjo obras que se atreven a explorar la vulnerabilidad humana y la oscuridad impía que la rodea”, señala el comunicado de 4AD con el que se dio a conocer la triste noticia.

Hasta el momento se desconocen las causas de su muerte. Descanse en paz el gran Scott Walker.