Nortec Collective nos platica acerca de su colaboración con Cirque Du Soleil

Hace unas semanas nos enteramos de la colaboración entre Nortec Collective Presents: Bostich+Fussible 

y el increíble grupo del Cirque Du Soleil. Se trata de un proyecto bajo el nombre de Luzia, una obra que mostrará al mundo a uno de los países con mayor riqueza cultural en el mundo: México. Y para ello la compañía canadiense buscó a músicos mexicanos que pudieran impregnar la verdadera identidad musical de nuestro país, llegando así a uno de los grupos electrónicos que nos han representado a lo largo de varios países. A decir verdad no necesito caer en introducciones para hablar de cada uno de estos dos proyectos, ambos son sumamente reconocidos pero indudablemente esta colaboración desencadenó una serie de sorpresas para sus fieles fanáticos. 

Y para no andar con mayores rodeos preferimos compartir la charla que tuvimos hace unos días con Pepe y Ramón de Nortec Collective Presents: Bostich+Fussible, quienes nos comparten esta singular experiencia que sin duda marcará sus carreras de por vida. 

Pero antes de empezar he de aclarar que estar teniendo que escribir por completo Nortec Collective Presents: Bostich+Fussible resulta un tanto cansado cuando los miembros hacen referencia así mismos, así que me tomé el privilegio de abreviar en ocasiones y hablar simplemente como Nortec, o Nortec Collective, sin embargo, hay que dejar en claro su nombre oficial -lo lamento, no me odien-.

 

 

En grandes rasgos, nos puedes decir ¿de qué trata esta colaboración entre Nortec Collective y Cirque Du Soleil?

El proyecto ya se concluyó, es un disco que sale a la par del show número 38 que montó Cirque Du Soleil, se llama Luzia. El espectáculo trata sobre México, como una caminata a través de nuestra cultura, de hecho “A walking dream in Mexico” es el título del disco. Básicamente es el espectáculo con acrobacias y todo lo que se reconoce de los shows del Cirque du Soleil pero nos presentan diferentes personajes ficticios, otros con referencias a Dioses aztecas, paisajes como los cenotes, y hasta el México contemporáneo. Podría decirse que es un espectáculo que permitirá a cualquier persona en el mundo conocer la diversidad que tiene nuestra cultura, pero ahora imagínate con todo el estilo que identifica al Cirque Du Soleil, con acróbatas, vestuario, iluminación y música.

A nosotros obviamente nos tocó la parte de la música. Simon Carpentier, que es el director musical de los show del Cirque Du Soleil, tenía la idea de trabajar de forma distinta, salirse de lo que anteriormente hacían, que es sacar un disco que tocan idénticamente en el show. Esta vez quería que varios grupos de México le dieran su propio sonido, que lo ejecutaran y dieran su toque personal. Cuando nosotros tocamos en el festival Mutek de Montreal nos escucharon, osea fue un accidente porque ellos ya habían hablado con varios grupo y se iban aventurar hacerlo de esa forma, pero cuando nos escucharon hablaron con nosotros y nos encargaron un tema, pero después, debido al corto tiempo que ellos tenían, y que realmente les gustó nuestra propuesta, fue que nos dijeron que si nos lanzábamos con toda la producción. Ellos estaban un tanto preocupados por hacer un disco completo así de la nada, fue así que le dedicamos un mes por completo, una aventura donde casi ni dormimos.

Nosotros acabamos de estrenar nuevo álbum, y cuando fuimos creando este del Cirque Du Soleil terminamos por darnos cuenta que tiene mucho de lo clásico de Nortec, pero también tiene partes muy singulares del folclor mexicano, podemos escuchar desde mariachi hasta ceremonias de chamanes, así como sonidos de jarana, marimba, etc. Es bastante diverso pero bajo una línea conductora que es Nortec. Plasmamos esa esencia de nuestra cultura con la música electrónica, que es lo que siempre tratamos de hacer.

 

bostich-fussible

 

¿Encontraron algún tipo de complicación en el proceso?

 

No hubo ninguna complicación realmente, creo que la primera traba es la que ya te dije, que sólo teníamos un mes para realizarlo todo. Desde un principio lo pensamos con suma atención, dijimos: “a ver, lo podemos hacer”, realmente era dar un gran esfuerzo, cancelar algunos compromisos, pospusimos algunas fechas y hasta tuvimos que dejar compromisos familiares. Pero al fin y al cabo no lo vemos como una complicación sino como un esfuerzo, hubo agotamiento, nos quedábamos dormidos en el estudio, etc. pero fuera de allí fue más una buena experiencia. Para nosotros fue todo un cambio trabajar con otro ritmo, porque las personas del Cirque Du Soleil son muy disciplinados, bastante diría yo, uno como mexicano está acostumbrado al “bueno, vamos a trabajar al estudio y después vamos por una cervecitas, unas fiestecita, etc.”, te desenfocas un poco, pues; pero con los chicos de Cirque Du Soleil pues no, tenía que ser casi como soldados. Pero bueno, al fin y al cabo nos gustó mucho su forma de trabajar y además fue bastante enriquecedor, tanto en términos técnicos como meramente musicales.

Otro reto fue el que nos entregaron únicamente las partituras y nada más, entonces nosotros teníamos que interpretar las canciones. Nos dieron la libertad de tomar cualquier parte de esas partituras para que después las instrumentáramos o pusiéramos nuestra parte en ellas. Cuando escuchen el disco algunas cosas les van a sonar a Nortec y otras de plano para nada, de pronto sonará el mariachi, instrumentos de cuerdas, marimba, música veracruzana, a veces cumbia, así como voces, desde ópera o algo más popular. Estuvo bastante suave a decir verdad, hay canciones que puedes poner en una fiesta o en un club, y hay otras que realmente son para estar en el sillón e imaginarte un México futurista -jaja-, no lo sé.

 

¿Y para ustedes cuál es la esencia de la música mexicana?

 

Cuando nos dijeron que el espectáculo iba por todo este camino de la historia de México, que va desde los Mayas hasta el México contemporáneo, pues realmente recordamos que somos uno de los países con mayor diversidad musical al igual que la comida, existen infinidad de etnias, una gran diversidad de culturas, de música. En lo musical pues pensamos en lo obvio, que mariachi, sonidos étnicos, los sones jarochos, etc; al final del día pues en base a eso hicimos una recopilación. De hecho en ocasiones podrán escuchar elementos muy cortos, como un guitarra de mariachi y después unos vientos, y ya. Pero lo interesante es el resultado, ya cuando lo procesamos a través del uso de la electrónica; cuando aplicamos todo ese proceso en los sintetizadores, modulares, o lo que sea, pues de repente salían cosas bien extrañas, como un Ennio Morricone de los 70 pero con mariachi. Estuvo muy interesante de verdad. Sobre todo porque terminamos Motel Baja y estamos pensando en un nuevo disco meramente electrónico que no utiliza ningún elemento acústico,  pues nos llegó el proyecto del Cirque Du Soleil en medio y tuvimos que pararlo, pero ya que terminamos vamos a retomarlo.

 

 

¿Creen que esta colaboración influya de manera directa en sus próximos lanzamientos?

 

Pues sí va a influir muchísimo, de hecho este proyecto nos ha dejado un gran aprendizaje por haber trabajado en equipo con tanta gente y con un compositor por aparte y a distancia, además de trabajar en tiempo real gracias a la tecnología de hoy en día. Indudablemente esto se va a reflejar porque son experiencias.

 

¿Lograron ver en Montreal algún adelanto del show de Luzia?

 

Pues cuando tocamos en el festival, vieron el show y nos invitaron a las instalaciones. Nos mostraron cómo hacen los vestuarios, los teatros, conocimos a los directores de danza, a los de música obvio, hasta su escuela, los casting, y hasta el lugar donde hacen los zapatos… realmente todo, y fue demasiado interesante. Simon Carpentier vino a Tijuana, de hecho cuando vino sólo fueron conversaciones e ideas, estábamos sentados, platicando, comiendo, caminando por la ciudad, yendo a lugares desde los más pequeños hasta los mejores sitios de música electrónica, entonces en ese gira que se dio por la ciudad vio muchas cosas y se consolidaron las ideas, con lo que él se decidió en que nosotros fuéramos los encargados de toda la producción.

Ahora, todo lo demás lo hicimos en nuestro estudio, él vio que nuestro sitio cumplía los estándares del Cirque. De hecho utilizamos un software que te permite tocar en vivo y a distancia con tres o cuatro músicos a la vez, como un skype pero en producción, digamos que este es el futuro de los estudios, ya no es de “te mando el archivo y te esperas en lo que carga”, sino que ya es en vivo, obviamente debes tener una conexión a internet bastante buena, pero la cosa es que ya puedes tener a músicos en el momento para grabar sin importar la distancia. Algo de eso pusimos en práctica y eso nos sirvió por mucho. De hecho podría decirse que trabajábamos las 24 horas, mientras uno dormía el otro le daba y así sucesivamente, pero siempre con la mejor vibra y pila posible.

 

¿Algo con lo que quieran concluir o compartir al público de Sopitas.com?

 

Pues bueno, el disco ya está disponible en iTunes, y el 4 de mayo va haber una premiere en Montreal, nosotros vamos a tocar en el after algunos temas de Nortec así como otros temas del Cirque Du Soleil adaptados para tocar en vivo. Y pues nosotros seguimos con nuestra gira como Nortec con Motel Baja. Por otro lados, sabemos que debemos una fecha en la CDMX, pero nosotros solos, porque tocamos en el Vive Latino y sólo fueron 40 minutos, necesitamos una tocada de casi 2 horas y media, o más, para realmente despedirnos como se debe.