Casi sin dudarlo, los 2000 fue la época en la que hubo un gran auge para nuevos talentos musicales, pero también para series de televisión juveniles. En esa época tuvimos a Smallville, Gossip Girl, Everwood, The L Word, One Three Hill, Gilmore Girls, y por supuesto, The OC, una serie de televisión que incluso en sus primeras dos temporadas tuvo a invitados como The Killers, Death Cab For Cutie, The Subways y cuyo tema de apertura de créditos, corría a cargo de Phantom Planet.

En ese entonces, esta agrupación de Los Ángeles, California, contaba con la participación de Jason Schwartzman —primo de Sofia Coppola y gran amigo de Phoenix— en la batería. Incluso en la serie de televisión hacían varias referencia a los Schwartzman pues, una de las bandas favoritas de Seth Coen, además de Death Cab, era Rooney —conformada por el hermano de Jason, Robert Schwartzman— y Coconut Records, proyecto de Jason.

Con este gran paréntesis y contexto, es que la canción de “California”, a pesar de ya no contar con la participación del primo de Sofia Coppola, lanzó a la fama a Phantom Planet, que en 2008 anunciaron que se tomarían un descanso de manera indefinida. En aquel entonces acababan de lanzar su cuarto material de estudio, Raise The Dead. Ahora están de vuelta para compartirnos su primera canción en 11 años titulada “Balisong”. 

Esta canción no suena a lo que solíamos escuchar hace más de una década, pero sí tiene mucho rock para disfrutar. El inicio suena poderoso con las guitarras altamente marcadas —y que se convierten en las protagonistas—. En palabras de Alex Greenwald, vocalista de la banda, este single está inspirado en su obsesión con una navaja mariposa: “Es algo que realmente se puede esconder pero de la manera correcta, puede ser sacado y es filoso como el demonio. Me metí en la cueva del conejo y la banda amó la canción, la cual fue una de las primeras que hicimos”. 

Phantom Planet está de vuelta no solo con una nueva rola, sino también con un quinto material de estudio. En palabras del propio Alex, hasta ahora llevan entre un 50 y 75 por ciento del disco, sin embargo, no llevan prisa de terminarlo pues todo lo están realizando bajo sus propios términos y a su ritmo. Por ende, todavía no hay un título ni fecha de lanzamiento.