Música
Foto: Getty

La historia de los difíciles momentos que influyeron en “Under The Bridge” de Red Hot Chili Peppers

Esta es la historia de los turbulentos momentos que inspiraron "Under The Bridge" de Red Hot Chili Peppers. Aquí los detalles,

No todo lo que suena en el ADN de los Red Hot Chili Peppers es funk rock electrizante. Aunque ese -podríamos decir- es su sello característico, la banda californiana ha sabido encontrar la calma y un lado más suave a lo largo de su trayectoria. En ese sentido, quizá la pieza más significativa es “Under The Bridge”.

Pero lo curioso de esta canción no solo es su carácter de balada (un estilo de composición que ellos no acostumbraban a abordar en sus primeros materiales). Más allá de lo meramente musical, este track nos muestra el lado más vulnerable y emotivo de un Anthony Kiedis reflexivo. 

Esos aspectos y esas virtudes, tanto del vocalista como de la banda en general, estuvieron a punto de quedar relegadas del disco Blood, Sugar, Sex, Magik. En esta ocasión, exploraremos la turbia época y los diversos acontecimientos que dieron pie a la creación de rola.

Anthony Kiedis en el video de “Under The Bridge”. Foto: Captura de YouTube

La muerte de Hillel Slovak

La primera formación oficial de Red Hot Chili Peppers tenía en sus filas a Jack Irons (batería), Flea (bajo), Hillel Slovak (guitarra) y a Anthony Kiedis (vocalista). Y aunque los cuatro eran buenos amigos prácticamente de toda la vida, la relación entre Slovak y Kiedis era mucho más estrecha.

Pero así como compartían escenarios y la ambición musical, el par de amigos también se enganchó en las drogas. De esta manera, transcurría la época entre 1987 y 1988 cuando la banda se encontraba componiendo los primeros esbozos de lo que a la postre sería Mother’s Milk.

RHPC con Hillel Slovak y Jack Irons. Foto: Getty

Anthony y Hillel vagaban de repente por las calles de Los Ángeles y conseguían heroína, siendo el guitarrista quien sufriría con más gravedad los efectos de su adicción. Y sucumbió. Un 25 de junio de 1988, tan solo un día después de haberse comunicado con su hermano para hablar sobre su problema de vicio, Hillel Slovak falleció por una sobredosis. Fue encontrado ya sin vida en su casa un par de días después.

El suceso dejó shockeados a todos, desde luego. Las consecuencias que acarreó el deceso de miembro fundador fueron, primero que nada, la decisión de Jack Irons de dejar la banda. Llegarían entonces John Frusciante y Chad Smith a cubrir los sitios. Pero en el corazón y la mente de Kiedis, la partida de Slovak haría eco con fuerza, tanto que el mismo decidió rehabilitarse tras ver el infierno vivido por su entrañable amigo.

Hillel Slovak. Foto: Getty

También puedes leer: LA HISTORIA DE UNA PÉRDIDA PERSONAL QUE INSPIRÓ ‘HELENA’ DE MY CHEMICAL ROMANCE

La era de ‘Blood, Sugar, Sex, Magik’ y “Under The Bridge”

Un par de años después del éxito que supuso Mother’s Milk (1989) y ya con Chad Smith y John Frusciante como miembros fijos, los Red Hot Chili Peppers se disponían a componer su quinto álbum de estudio. Blood, Sugar, Sex, Magik fue lanzado el 24 de septiembre de 1991 y de él se desprende precisamente “Under The Bridge”, canción que sirvió como desahogo para Anthony Kiedis en un momento de la elaboración del disco en el que se sentía un tanto apartado.

En su libro biográfico titulado Scar Tissue, Kiedis revela que esta balada se le ocurrió cuando regresaba a su casa de una sesión de grabación en la que John Frusciante y Flea estaban fumando marihuana. Estos dos últimos parecían sostener un muy buena amistad, les gustaba seguir probando las drogas y de cierta manera, Anthony no encajaba en esa extraña dinámica de fraternidad. Estaba como aislado. Por otro lado, el vínculo con el baterista Chad era más profesional que personal en ese momento.

RHCP con Chad Smith y John Frusciante. Foto: Getty

Así, mientras conducía a su hogar, esa sensación de soledad y abandono inspiraron el verso “sometimes i feel like i don’t hace a partner”. Pero eso no era todo: en ese instante, Kiedis también recordó los viejos y complicados tiempos cuando era un adicto que conseguía drogas debajo de un puente en Los Ángeles. La inspiración llegó y comenzó a desarrollar los versos.

“Cuando llegué a casa, saqué mi cuaderno y escribí todo como si se tratara canción, a pesar de que estaba destinado a ser un poema para lidiar con mi propia angustia”, comentó en su libro. Incluso, en el documental de 1991 Funky Monks, el vocalista revela otra anécdota interesante de sus turbulentos días como drogadicto en las calles de Los Ángeles (vía RadioX).

Todo lo que tenía era este conecte que se llamaba Mario. Era un ex convicto de la mafia mexicana y él y yo paseábamos por las calles del centro de Los Ángeles en busca de nuestra próxima dosis. Una tarde en particular, hacía mucho calor y había estado despierto durante días. Él y yo habíamos encontrado lo que estábamos buscando y fuimos a este puente que está en el centro de Los Ángeles en este gueto… Había un puente de la autopista y había un pequeño pasaje por el que tenías que cruzar y solo ciertos miembros de esta pandilla mexicana, que eran todos ex convictos, podían ir allí. La razón por la que me dejaron entrar es porque Mario dijo que yo salía con su hermana, lo cual fue una mentira solo para que pudiéramos entrar ahí…  Eso siempre se me queda grabado en la cabeza como un punto bajo de mi vida”.

La canción casi no entraba al álbum

Como dijimos, “Under The Bridge” en un principio solo era un poema que Anthony Kiedis había escrito como una manera para desahogarse, así que no estaba contemplado para incluirse en el tracklist de Blood, Sugar, Sex, Magik. Sin embargo, esta composición terminó llegando al disco gracias a la curiosidad de Rick Rubin.

Se dice que un día, Rubin visitó a Kiedis en su casa para ver si tenía alguna idea o material escrito para el disco. El afamado productor hojeó el cuaderno del vocalista y encontró la letra. Tras leerla, pidió al cantante que la mostrara al grupo y comenzaran a grabarla, pero Anthony se mostró reacio ya que él pensaba que no era del estilo de la banda y era más un ejercicio personal de autorreflexión.

Rick Rubin. Foto: Getty

Aún así, Rick lo convenció de llevar la lírica al estudio para mostrarla, por el momento, a Flea y Frusciante, quienes conectaron inmediatamente con la idea y le pusieron melodías y armonías. Poco a poco, se comenzó a delinear la conocida estructura del track, que termina con un coro como de iglesia siguiendo a la voz de Anthony mientras los demás instrumentos revientan al mismo tiempo en un cierre épico.

En ese sentido, además de las referencias a su complicada experiencia con las drogas, el cantante comentó en el libro Scar Tissue que parte de la letra habla sobre el fuerte vínculo que sentía con la ciudad de Los Ángeles. Incluso en ese momento en que se sentía aislado de sus compañeros de banda, había algo en la urbe que lo hacía sentir arropado.

Sentí que había desperdiciado tanto en mi vida, pero también sentí un vínculo tácito entre mi ciudad y yo. Había pasado tanto tiempo vagando por las calles de Los Ángeles y caminando por Hollywood Hills, que sentí que había una entidad no humana, tal vez el espíritu de las colinas y la ciudad, que me tenía en la mira y me cuidaba. Incluso si era un solitario en mi propia banda, al menos todavía sentía la presencia de la ciudad en la que vivía.

Así pues, “Under The Bridge” es la canción que narra la turbulenta etapa de drogadicción de Kiedis, el sentimiento de soledad derivado de ello y las ganas de no volver a tocar fondo como en esos momentos.


Comenta con tu cuenta de Facebook

Top Relacionadas
:)