Quizá para la gran mayoría, la mejor época de Muse ya fue, pero anoche en el Foro Sol nos demostraron que eso está muy lejos de pasar. Han pasado casi tres años de sus últimos shows en la CDMX y apenas uno desde su presentación en Pa’l Norte y la banda de Devon no deja de sorprendernos, ahora con su más reciente disco, Simulation Theory bajo el brazo, prometían dar un concierto espectacular y así fue

Casi a las 9:30 de la noche, Matt Bellamy, Dominic Howard y Chris Wolstenholme subieron al escenario mientras el vocalista cantaba “Algorithm”. En medio de un gran juego de luces y escoltados por un séquito de bailarines armados con trompetas y vestidos con cascos al estilo cyberpunk, se fueron acomodando para dar inicio a una noche completamente épica.

Foto: Alan Cortés

Ya cada uno en sus lugares empezaron con “Pressure” y de ahí en adelante el ritmo nunca bajó, al contrario, fue de menos a más, calmando así las emociones de todos los presentes. Con unos lentes de sol llenos de luces y con su clásica guitarra Manson en mano, Matt comenzaría a mostrar el enorme virtuosismo que hay en él a la hora de cantar, tocar y sobre todo, conectar con el público.

Cada que el frontman de Muse, que por cierto, es uno de los mejores que hay en la actualidad, caminaba por la enorme pasarela que había en el centro del Foro Sol, los gritos se hacían escuchar, como si Bellamy fuera una especie de ser cósmico que estaba frente a la multitud para dar cátedra mientras los bailarines hacían lo suyo moviéndose al ritmo de la música (no vayan a pensar que al estilo de los Backstreet Boys o Madonna, jiar jiar). “Psycho” y “Break It To Me” le darían un pequeño respiro al público para lo que vendría después.

Foto: Alan Cortés

Poco a poco, Muse empezó a sacar las joyitas que hay en su discografía. Primero “Uprising” con toda la gente cantando mientras alzaban los puños y “Plug In Baby”sonaba para todos aquellos que esperaban escuchar rolas de aquellos años en los que la banda comenzaba a tomar su camino dentro de la enorme industria musical.

Matt saludó cariñosamente al público con un sencillo pero contundente “Hola México” (en un español bastante fluido, por cierto) y justo después presentó a Chris y Dom. Ya hablamos de la enorme habilidad de Bellamy, pero qué onda con los demás, Wolstenholme haciendo coros o cambiando el bajo por un Misa Kitara (instrumento de cuerda digital) mientras que Howard iba y venía de su batería hasta unos enormes tambores que retumbaban por todo el lugar.

Foto: Alan Cortés

Visualmente, Muse nunca decepciona y esta vez no fue la excepción. Ya sea con estructuras enormes o tan solo con unas grandes pantallas, siempre es un placer ver su show en vivo. Algo que hay que recalcar es que, aunque los tres son grandes músicos y hacen enormes cosas en el estudio, si quieren saber de qué está hecha la banda tienen que ir a uno de sus conciertos.

Después de tener a los tres en la pasarela para tocar “Pray (High Valyrian)”, rola que compusieron para Game Of Thrones y de aventarse “The Dark”, Matt empezó a juguetear con el controlador MIDI de su guitarra para que poco a a poco se escuchar el intro de Encuentros cercanos del tercer tipo y de inmediato se arrancaron con “Supermassive Black Hole”, la canción que, aunque no nos guste a todos, puso a Muse en el mapa de la música a nivel mundial.

muse-3

Foto: Alan Cortés

“Through Contagion” e “Interlude” solamente servirían para que el Foro Sol se volviera loco con “Hysteria”, desde que Chris Wolstenholme hizo sonar su bajo con esa línea tan icónica y ponchada, el público sabía que no había vuelta atrás y que ahora sí, todo lo que vendría después sería una verdadera histeria colectiva.

Justo a la mitad del concierto, Matt le pidió al público (de nuevo en español) que prendieran las luces de sus celulares para cantar junto a ellos la versión góspel de “Dig Down”, con todo el Foro iluminado como si fuera una sola luz que se le entregaba a Muse. “Madness” sería una de las rolas más coreadas y grabadas de la noche, mientras que “Time Is Running Out” y “Take A Bow” (esta última una gran sorpresa) solo aumentarían la emoción, aunque sin duda fue espectacular cuando sonaron los primeros acordes en el piano de “Starlight”, con el público cantando a una sola voz con Muse.

muse-2

Foto: Alan Cortés

Cuando pensábamos que Muse ya no tendría nada más que ofrecernos, aplicaron un completo hold my beer. Justo antes de iniciar un popurrí con algunas de sus rolas más pesadas como “Stockolm Syndrome”, “Assasin”, “Reapers”, “The Handler” y “New Born”, la banda nos sorprendió por completo al sacar a un cyborg enorme que abría la boca y hacía como que los tomaría con sus brazos robóticos, de verdad, ver eso en vivo estamos seguros que le voló la cabeza a todo el mundo.

Con Chris en el escenario, tocando algunas notas en su armónica del gran compositor Ennio Morricone, dieron paso al cierre definitivo con el western futurista de la banda, “Knights of Cydonia”. Al grito de “no one’s gonna take me alive” y con pelotas brincando por toda la sección general del Foro Sol, así terminó la mágica velada con Muse, llena de solos épicos, visuales impactantes y muchísima energía. Hubo de todo, para los fans de hueso colorado y para los que acaban de descubrirlos con Simulation Theory. 

muse-1

Foto: Alan Cortés

Puede que para muchos fans y personas en general, Muse ya no sea el mismo de antes pero es parte de crecer, como músicos y sobre todo como personas. Pero si nos van a dar un show repleto tan vibrante como el de anoche, con 25 canciones en el setlist y entregándose por completo en el escenario y con todo a su público, seguramente valdrá totalmente la pena verlos de nuevo en la CDMX.

Setlist

“Algorithm (Short Version)”

“Pressure”

“Psycho”

“Break It To Me”

“Uprising”

“Propaganda”

“Plug In Baby”

“Pray (High Valyrian)”

“The Dark Side”

“Supermassiver Black Hole”

“Thought Contagion”

“Interlude”

“Hysteria”

“The 2nd Law: Unsustainable”

“Dig Down”

“Madness”

“Mercy”

“Time Is Running Out”

“Houston Jam”

“Take A Bow”

“Prelude”

“Starlight”

“Algorithm”

“Stockolm Syndrome/Assasin/Reapers/The Handler/New Born”

“Knights of Cydonia”