“No importa lo que hagamos, nunca veremos morir al sol” es lo que me resuena una y otra vez en el más reciente sencillo de la banda mexicana Rodeo Way. Las rolas de los Rodeo ya nos tienen acostumbrados a hablar de una realidad y presente en extremos crudos; exacerbados detalles sobre un día a día que muchas veces habla sobre el tedio, violencia, introspección auto-destructiva y un psicoanálisis en conversación propia que pocos estamos dispuestos siquiera a tener con nosotros mismos.

rodeo way calypso 2019

Foto: Cortesía.

Calypso tiene varios significados; desde un género musical afrocaribeño hasta el nombre de una orquídea, pero para Rodeo Way ‘Calypso’ es el nombre con el que quieren relacionar su nuevo video.

“Desperté sin saber qué hacer”

Esta es una de las frases que más atrapan de todo el viaje que significa Calypso. La nada es horrible. Y los que hemos estado en ella, lo sabemos. Levantarte y no tener expectativas sobre tu día, sobre tu vida; no saber si vas o vienes, es la definición de oscuridad. A lo largo del video, Rodeo Way nos deja pistas sobre la vida de su personaje principal, interpretado por Antonio Monroi (Apocalypto), quien meramente sirve como un espejo para nosotros.

rodeo way calypso sencillo still 01

Foto: Cortesía.

“Para alejar el miedo hay que estar en el presente” es una de las frases más fuertes: si no piensas en el futuro ¿por qué habrías de atormentarte y angustiarte? mejor vivir hoy, donde estás, y no dónde estarás mañana…

La familiaridad con que el personaje se mueve nos deja ver que todo es parte de su rutina, acompañado del los pequeños loops que hay en reversa, hace aún más evidente cómo este es un ritual que pasa una y otra vez; como un déjà-vu.

Calypso es como un viaje en el tiempo; pero no solo por el auto, el vestuario o todo el entorno visual, sino también en la interioridad del personaje: alguien que “caminando, no sabe si va de regreso”. Calypso es no tener dirección; la única que hay es el presente, el hoy, sin ver al futuro y muchísimo menos al pasado. Los pasos dados si bien te llevaron a donde estás hoy, no te muestran con ninguna claridad si es que hay un camino para llegar a mañana. Lo único que hay es lo que sabes, sin necesidad ni curiosidad de ir más allá, de explorar otros rumbos, entonces es refugiarte en ti mismo. Todos los días. Lo mismo. Una y otra vez. El tedio de saber que todo a tu alrededor cambia constantemente, que se sigue moviendo; todo menos tú.

Después de todo este chorote, les dejamos acá el video del segundo sencillo que se desprende de su EP ‘Killer Senoidal’: