Una banda fuera del estudio es un suplicio para sus fanáticos, peor si ese tiempo de ausencia se extiende por años. Un lustro sin liberar música nueva es demasiado (ni qué decir de esos que suman más de una década). En otras palabras, todo puede suceder (tanto cosas buenas como malas), y tal parece que este es el caso de Vampire Weekend. La banda se mantuvo casi seis años sin liberar música nueva con cada uno de sus miembros (¿acaso Ezra Koenig es el único?) en diferentes proyectos.

Ezra se involucró en la producción y  proceso de creación de materiales de otros artistas de la talla de Beyoncé en Lemonade y Kanye West en algunas canciones. Sin embargo, ya parecía justo y necesario el regreso como tal de Vampire Weekend, y eso se dio justo este jueves 24 de enero con la salida de dos nuevos sencillos del próximo disco de la agrupación.

Father Of The Bride (que en este caso sería Quincy Jones, padre de Rashida Jones, esposa de Ezra), nombre de este nuevo álbum (cuya fecha de salida no está establecida, pero se espera que sea en los próximos meses que corresponden a la primavera), llegará a sus audiencias después de Modern Vampire Of The City de 2013 como un álbum doble de 18 canciones. Así, tal parece que Ezra Koenig y compañía se reservaron todas las canciones para un solo disco en lugar de dos producciones cada tres años, aproximadamente. Father Of The Bride es el cuarto disco de Vampire Weekend.

Ahora bien. Las primeras canciones de este disco salen como “Harmony Hall” y “2021”, y a pesar de que son bastante predecibles en cuanto al estilo veraniego de la banda, también son cumplidoras y podrían cubrir las expectativas de sus fanáticos con seis años de ausencia encima. “Harmony Hall” comienza con un loop de guitarra cargado de entusiasmo que se potencia con un piano de fondo que toma protagonismo. La letra plantea que el personaje de la canción se encuentra en una situación confusa con “I thought I was free from all that questioning, but every time a problem ends another begins”. No quiero vivir de esta manera, dice, pero tampoco quiero morir…

En cuanto a “2021”, es la que establece el pequeño y sutil cambio del que tanto habló el cantante y compositor en diversas entrevistas a lo largo de los años. Aseguró en algún momento que su cuarto disco iría en otra dirección, y “2021” es ese camino. Esto no quiere decir que la canción se salga de lo conocido, nada de eso. Este track guarda el estilo de Vampire Weekend, pero formula de una manera muy etérea, un cambio. Además, “2021” dura menos de dos minutos con un estilo más nostálgico que la primera.

“Harmony Hall” y “2021” están disponibles en diversos formatos y plataformas como YouTube y Spotify. Estas dos nuevas canciones de Father Of The Bride anuncian de manera oficial, y después de un sinfín de declaraciones de Koenig sobre su cuarto disco, el regreso de Vampire Weekend.