Aeroméxico inicia reestructuración financiera acogida en Capítulo 11 de EU

El Capítulo 11 al que se acoge Aeroméxico (conocido como Código de Bancarrota), permitirá a la aerolínea reorganizar el pago de sus deudas.

Una de las principales líneas aéreas de México, Aeroméxico, dio a conocer que “de forma voluntaria” comenzará un proceso de reestructuración financiera… para ello, se acogerá en el Capítulo 11 de la legislación de Estados Unidos: el Código de Bancarrota.

Aeroméxico dio a conocer ayer, 30 de junio, que echará mano de las ventajas del mencionado Capítulo 11 para reestructurarse financieramente y, con ello, fortalecer su liquidez y mantenerse en operaciones. La necesidad de este movimiento es para intentar levantarse del golpe que a casi todo mundo le a puesto la crisis desencadenada por la epidemia del COVID-19.

aeromexico

Foto: Cuartoscuro

De acuerdo con Aeroméxico, en lo que se realiza esta reestructuración de sus finanzas seguirá operando con normalidad… bueno, mejor dicho: no detendrá sus operaciones. Además, señala que acogerse al Capítulo 11 de Estados Unidos servirá para hacer los ajustes operacionales que se necesitan para ofrecer servicio durante la pandemia.

¿Qué es el mentado Capítulo 11?

Sin echar mucho rollo, la legislación gringa a la que se acogerá Aeroméxico es una forma de decir que requiere una manita para reestructurar sus deudas. Según señalan especialistas, es una forma de bancarrota con protección legal, en la que se le ofrece al deudor (corporación o sociedad) un chance de presentar un plan de pagos de deudas que no implique la suspensión de operaciones: pagar y mantener en pie el negocio.

El acogimiento al Capítulo 11 puede ser voluntario o involuntario, este último solicitado por el acreedor. En el caso de Aeroméxico, la petición al tribunal de quiebras de EU de manera voluntaria.

Aeroméxico es la segunda emisora mexicana que hace público el impacto que la pandemia ha tenido en sus finanzas. Apenas la semana pasada fue Grupo Posadas, el cual informó que pospondrá el pago de 15.5 millones de dólares a sus acreedores, ya que tiene que priorizar recursos para mantenerse en operaciones.

“La compañía ha tomado proactivamente la decisión de no hacer el pago de los intereses en un monto de aproximadamente $15.5 millones de dólares, pagaderos el 30 de junio de 2020, respecto a sus 7.875% Senior Notes con vencimiento en 2022, y no llevará a cabo dicho pago durante el plazo de gracia correspondiente de 30 días, informó por medio de un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores.

Top Relacionadas