A pesar de que el candidato a la presidencia del PRI y gobernador con licencia de Campeche, Alejandro Moreno, reportó en su 3de3 que durante su periodo como mandatario estatal ganó 5 millones de pesos, construyó en dos añitos una residencia que esta valuada en 46 millones de pesos.

Como que las cuentas fallan ¿no?

Resulta que cuando fue diputado federal (entre 2012 y 2015), Alejandro Moreno sacó los ahorros y compró unos terrenitos en Lomas del Castillo, una zona de la playa de Campeche con alta plusvalía.

Compró 13 predios que se traducen en 7 mil metros cuadrados. De acuerdo con una investigación realizada por Reforma, el metro cuadrado de tierra en esta zona anda en 3 mil 500 pesos, por lo que su terrenito andaría en 24.5 millones de pesos.

Sin embargo, el candidato a la dirigencia del PRI reportó que encontró las tierras en oferta o algo porque pagó nomás 6 millones de pesos.

Ya con eso, en dos años, levantó una mansión valuada en al menos 22.8 millones de pesos. Recordemos que este personaje declaró que como gobernador ganaba un millón 184 mil pesos al año.

Eso hay que agregarle que por “otras actividades” recibió 4 millones 122 mil pesos. Aún sumando estas dos cifras, ‘los dineros’ no alcanzan para el nidito de amor.

Para acabarla de amolar, en 2017 cuando quedó lista la mansión, entre los campechanos corrió la voz que el mismísimo Carlos Salinas de Gortari había sido invitado a una cena a esa casa, misma en la que habría estado presente también el exgobernador Jorge Salomón Azar.

Entonces ¿cómo le hizo para multiplicar el dinero? Acá les dejamos la investigación completa de Reforma para le echen un ojo…