Una conferencia matutina más y en esta ocasión AMLO dedicó la mayor parte de ella (quitando la ronda de preguntas y respuestas) a aclarar de dónde chin%&os sacará el dinero para completar su presupuesto de egresos… con eso de que siempre no habrá recorte al presupuesto de las universidades.

De acuerdo con el presidente, sí habrá que meter mano en el presupuesto planeado para que den las cuentas… pero no hay bronca, contrario a lo que vislumbran sus detractores, el dinero para dar ese porcentaje que se había quitado a las universidades no pondrá en peligro la ejecución de programas sociales. Así, los castigados serán los del gobierno federal.

“Se hará un ajuste al gasto de operación del gobierno en lo que tiene que ver con las secretarías, con las dependencias del gobierno federal, lo que tiene que ver con el Ejecutivo, sin afectar organismos autónomos (…) En total una disminución de 4% del gasto, el cual se trasladará a las universidades. Son entre 4 y 5 mil millones de pesos. Es un ajuste en el plan de austeridad republicana”

Eso sí, pidió AMLO, que las autoridades universitarias dejen de servirse con la (supuesta) cuchara molera… porque, como se ve, pa’ la próxima sí habrá un recorte y no habrá vuelta de hoja: “somos respetuosos del gasto de las universidades, pero es una etapa nueva: se acaban los lujos, hay que reducir lo más que se pueda el costo del gobierno a la sociedad, que cada vez le cueste menos al pueblo mantener al gobierno. Ese debe ser la meta en todos los ámbitos”.

 

Y bueno, ya… ¿todos contentos? Pues falta la pregunta del millón… si la reducción al presupuesto de las universidades fue un “error” que costó críticas y advertencias de movilizaciones, ¿quién está cometiendo esos errores?, ¿se le dará cuello? Este… “sí cometemos errores: es la diferencia entre el ser humano y la divinidad. Lo importante es rectificar. En este caso fue un planteamiento que hice públicamente y ustedes lo registraron… yo tenía la idea de que se había recogido este compromiso [de no reducir presupuesto a las universidades]”, señaló AMLO… para después simplemente agregar que hubo una cosa así como de teléfono descompuesto con su equipo. Pero cuando se dio cuenta que sí hubo el mentado recorte, solicitó que se corrigiera y punto.