Y AMLO sigue en su campaña contra la corrupción, tan en serio que ahora anunció la creación de una institución que hará lo mismo que Robin Hood o Chucho ‘El Roto’… bueno, no exactamente lo mismo.

Luego de informar que próximamente se dará a conocer la transformación de la Lotería Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO, pa’ más pronto), dio a conocer que se creará una institución con la que se agilizará el retorno de todo lo confiscado al crimen organizado y políticos corruptos al pueblo… algo así como un instituto “Robin Hood”.

Estamos elaborando una iniciativa de ley para crear un instituto que devuelva de manera pronta y expedita todo lo que se le confisque a la delincuencia organizada y a los políticos corruptos. Que se le devuelva pronto al pueblo todo lo robado, porque se confiscan dólares y no se sabe a dónde va ese dinero”.

“No manches, pin%&/(e ignorante, todo mundo sabe que Robin Hood y Chucho El Roto robaban a los pobres”, dirán los que aprovechan cualquier oportunidad para criticar las acciones del presidente… pero por eso AMLO aclaró que su institución hará algo parecido a lo que hacían los célebres personajes… nomás que su instituto no robará (esperemos): nomás administrará lo que se le baje a los que de verdad son transas.

Se confiscan joyas, residencias… hay por todos lados… se confiscan ranchos, vehículos, de los más famosos. Es tanta la burocracia que mucho de eso se echa a perder por los trámites y otras cosas desaparecen. Entonces, estamos buscando un mecanismo para que se confisque y le vamos a pedir a la fiscalía para que libere pronto los bienes –la extinción de dominio– y el instituto los asigne a un municipio: para escuelas, hospitales, asilos de ancianos. Se le va a poner su placa”.

Por si se preguntan qué fue de bienes confiscados a viejos conocidos (Chapo Guzmán, Javier Duarte, ZhenLi Ye Gon… y tanta dolariza que siempre se presumió en TV al momento de atrapar a los narcos más picudos), AMLO dio a entender que hay muchos recursos que todavía está bajo resguardo de la Fiscalía y de Hacienda… pero la burocracia es la que no permite que sean liberados y utilizados por el gobierno. Esa chamba será la de la nueva institución “Robin Hood”.

Y no… no se llamará instituto “Robin Hood”… ni Chucho El Roto. Eso nomás fue para explicar de qué manera funcionará porque, es más, posiblemente ni siquiera se denomine como “Instituto”.  “Lo que queremos es cambiar hasta el lenguaje. No queremos nada del lenguaje tecnocrático”.