andrea-gonzalez-rivera-mujeres-ciencia Noticias
Sopitas.com

Mujeres en la Ciencia: Andrea González, el espacio es el límite para alcanzar tus sueños

Andrea Montserrat González Rivera estudia Ingeniería en Nanotecnología y este es el viaje que ha emprendido para cumplir sus sueños.

Todo comenzó con un sueño que sirvió como uno de esos puntos decisivos que nos impulsan a seguir caminando entre lo incierto. En la ciencia todo está dispuesto para revolucionar nuestra cotidianidad y eso es lo que ha hecho Andrea, una estudiante de Ingeniería en Nanotecnología que a sus 20 años ya cumplió con la meta de ir a la NASA, aunque sabe que es sólo el inicio.

“¿Qué es lo que quiero como especialidad? Estudiar Nanomedicina para en algún momento crear o diseñar algo, un medicamento o dispositivo que pueda destruir la trombosis sin necesidad de una operación, porque hay personas que tienen trombosis en el corazón, en los pulmones… y no se las pueden quitar”.

andrea-gonzalez-rivera-nasa

Foto: Especial.

Andrea Montserrat González Rivera cursa el sexto semestre de la carrera de Ingeniería en Nanotecnología en el Centro Universitario de Tonalá —de la Universidad de Guadalajara— y en contexto de este 11 de febrero (Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia), aceptó conversar con Sopitas.com.


Las historias sobre el espacio

“De niña siempre había soñado con el sector espacial, mi sueño era ser astronauta”. 

La voz de Andrea nos lleva por un recorrido que toca base en las historias que su abuelo le contaba sobre el universo y el mismísimo Rodolfo Neri Vela (aquí abrimos un paréntesis para decir que se trata del primer astronauta mexicano en ir al espacio exterior en 1985).

Estas historias se convirtieron en la base de Andrea para pensar en qué quería ser de grande hasta que en quinto semestre de prepa asistió a una conferencia donde precisamente el ponente era Rodolfo Neri.

“Estuve en su charla y en ese momento supe que quería estudiar ingeniería espacial”. Peeeeeeero, el dinero fue un factor decisivo y al ver que su familia no podía costearle una carrera así, Andrea Montserrat buscó opciones hasta toparse con, ¿Iron Man?

andrea-montserrat-nasa-nanotecnologia

Foto: Especial.

Bueno, no tanto así. Después de semanas de meditarlo, Andrea conoció la carrera de Nanotecnología, teniendo como única referencia estas pelis para luego investigar más sobre esta carrera.

“Al final, no sé por qué me llamó la atención, lo que yo recuerdo —y fue lo que más me motivó a estudiar— es que supe que con la Nanotecnología podíamos ayudar en la Medicina”.

Andrea Montserrat González Rivera

Montse logró ingresar a la Universidad de Guadalajara y ahí comenzaron las experiencias más fuertes. La primera tiene que ver con la decisión de aplicar al International Air and Space Program (IASP) 2019 tras haber sido diagnosticada con trombosis.

“En marzo de 2018 me da trombosis en mi pierna, de la noche a la mañana, fue algo bien impactante para mí porque estuve al borde de la muerte”.

Los médicos le decían que no había una razón clara y que corría el riesgo de que la trombosis invadiera sus pulmones.

andrea-rivera-nsa

Foto: Especial.

Afortunadamente, Andrea salió adelante, la operación se llevó a cabo con éxito. Y después, ya recuperada, decidió aplicar en el IASP con la ayuda de sus compañeros, compañeras —en especial Martha Ulloa— y su familia, esforzándose para reunir tres mil 500 dólares y costear el viaje a Huntsville, Alabama.

“Vidrio de luna”

Superados toooooodos los obstáculos, Montse se encontró en Alabama con otros jóvenes dispuestos a aprender durante una semana lo que la NASA les diera chance.

¿Fue mucho? Para Montse esta fue una experiencia única porque pudo trabajar con jóvenes de otros países en un proyecto que podía ser retomado por la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio.

El proyecto en el que ella participó llevó por nombre “Moon glass” o “Vidrio de Luna” y consistía en hacer que los vidrios de los casos de los y las astronautas fueran más resistentes, reduciendo costos.

nasa-astronautas-casco

Foto: Getty Images.

Por este proyecto, su grupo logró el tercer lugar en el programa.

Mujeres inspiradoras

Los caminos de Andrea y Martha coincidieron en la Universidad de Guadalajara para ayudarse en sus objetivos. Pero esta cadena de sororidad no se queda ahí.

Montse nos cuenta que tanto sus profesoras como su mamá han sido una inspiración e impulso para no bajar los brazos.

De hecho, una de sus maestras llegó a contarle que hace ya varios años este tipo de carreras era considerada sólo para hombres y que esta percepción está por cambiar. Aunque Andrea sigue topando comportamientos de preferencia académica hacia las mujeres o los hombres, todo depende del profesor.

Ante este panorama y en medio de las voces que surgen para denunciar abusos que han sido normalizados por años —como el acoso hacia estudiantes por parte de profesores, por ejemplo—, Andrea ha recuperado el mensaje de las mujeres a su alrededor para transmitirlo a otras jóvenes.

andrea-gonzalez-rivera

Sopitas.com

¿Cómo lo hace? Por lo pronto, trabaja con el ayuntamiento de Tlajomulco en la creación de redes entre adolescentes, niñas y niños.

“El espacio es el límite”

¿Qué le dirías a las niñas y adolescentes que quieren un lugar en la ciencia?

“El espacio es el límite, no se queden aquí en la tierra y siempre luchen por sus sueños”.

Mientras este mensaje llega a más personas, Andrea se prepara para una especialización en Nanomedicina porque está dispuesta a ayudar a personas que han pasado lo mismo que ella.





Top Relacionadas
:)