Shutterstock

¡¿Qué pasa?! Saturno podría quedarse sin anillos dentro de poco

Dentro del Sistema Solar, Saturno es probablemente uno de los planetas que más nos atrae por su belleza, esto debido a los distintivos anillos que lo rodean, sin embargo, un estudio reveló que estos podrían estar a punto de desaparecer.

De acuerdo a una investigación publicada por Science Direct, los anillos de Saturno se están disolviendo y probablemente podrían desaparecer por completo en unos 100 o 300 años más, un tiempo bastante rápido hablando de astronomía.

¡¿Qué pasa?! Saturno podría quedarse sin anillos dentro de poco

Shutterstock

La investigación explica que lo anterior podría ser causado por la gravedad del planeta así como por su campo magnético, provocando algo que los científicos llamaron en 2013 “Lluvia de anillos”, pero en este nuevo análisis, dirigido por James O’Donoghue del Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland, se dieron cuenta de que está ocurriendo más rápido de lo que todos  esperaban.

Hasta ahora los científicos no saben si Saturno apareció en el Sistema Solar ya con sus anillos, pero si esto es así, significaría que estos halos nacieron hace cuatro mil 400 millones de años. Por el contrario, si estos surgieron tiempo después de que el planeta fuera creado, los científicos calculan que tuvieron lugar hacer unos 100 millones de años, o sea, tiempo después de la aparición de los dinosaurios en la Tierra, que ocurrió hace aproximadamente 235 millones de años.

Si la teoría de la “Lluvia de anillos” es correcta, significaría que tal vez ocurrió algo similar con Júpiter, Urano y Neptuno, que tienen muy delgados anillos.

¡¿Qué pasa?! Saturno podría quedarse sin anillos dentro de poco

Shutterstock

“Tenemos la suerte de estar cerca para ver el sistema de anillos de Saturno, que parece encontrarse en mitad de su vida. Sin embargo, si los anillos son temporales, tal vez no vimos los gigantescos sistemas de anillos de Júpiter, Urano y Neptuno, que hoy en día solo tienen rizos delgados, dijo O’Donoghue en un comunicado.

Los anillos de Saturno están compuestos por agua y hielo, aunque también oscila polvo y pedazos gigantes de roca. La razón por la que estén en órbita alrededor del planeta se debe a la atracción que ejerce éste mismo sobre los halos así como la fuerza magnética del espacio.

El estudio de O’Donoghue también incluyó una investigación detallada llevada a cabo con el Telescopio Keck en Mauna Kea, Hawaii, con el que midió las interacciones del agua con la ionosfera del planeta, para determinar cuánta lluvia caía de los anillos y descubriendo que se derraman cerca de 10 mil kilogramos de agua por segundo, razón por la que creen que en tal vez 292 años estos halos podrían desaparecer.