Foto: Reuters

“Es un ataque político cobarde”, dice Emilio Lozoya desde un lugar desconocido

Emilio Lozoya Austin, el exdirector de Pemex, por fin contó “su veldá”. Entre un titipuchal de amparos, suspensiones y el bombazo de que arrestaron su jefecita en Alemania, el controvertido funcionario de la era Peña Nieto contó lo que piensa sobre las acusaciones recientes que han acaparado los titulares. Es un ataque político cobarde y sin fundamentos”mencionó antes de soltar la sopa con toda la situación.

En una curiosa entrevista por escrito y desde una locación desconocida, Emilio Lozoya le respondió a los periodistas de Süddeutsche Zeitung, Tamedia y Quinto Elemento Lab, nueve preguntas específicas.

“Es un ataque político cobarde y sin fundamentos contra mí y mi familia”, es el comentario del funcionario ante las acusaciones recientes de que tenía bastantes negocios truculentos. “En ningún momento como funcionario público ni yo ni mi familia recibimos dinero alguno de empresas o personas, de tal forma niego cualquier acusación de corrupción”. 

Por si necesitan una refrescada de memoria: en el caso Odebrecht, antiguos funcionarios de la multinacional brasileña confesaron haber sobornado a Lozoya con más de 10.5 millones de dólares con tal de que el mexicano les ayudara a consolidar sus trabajos en nuestro país y les diera uno que otro contratito con Pemex. Los periodistas le preguntaron sobre su opinión sobre las acusaciones: “¿quiere comentar o corregir algo?”.

“He negado categóricamente los supuestos dichos de los brasileños. A cambio de sentencias reducidas pueden haber inventado lo que les convenía. Por motivos profesionales los conocí, como a las principales empresas de la región, antes de ser funcionario público”, mencionó Emilio Lozoya. 

emilio-lozoya

Foto: Cuartoscuro

Uno de los casos más sonados de presunta corrupción dentro de la administración del hombre del momento fue la compra de una planta de fertilizantes toda destruida a un sobreprecio de casi 100 millones de dólares… ante esa cuestión, Lozoya no respondió nada, pero el que sí hizo pública su opinión fue Javier Coello, el abogado del susodicho.

“La acusación sobre el sobreprecio no tiene sustento. Mi cliente nunca participó en los comités de aprobación de dicha transacción, ya que anualmente representaba menos del 1% del monto total a invertir. En los comités de aprobación hubo consejeros independientes y de áreas de personas involucradas, White & Case, AT Kearney y empresas de consultoría global. Las valuaciones las hicieron consultores globales reconocidos y el INDAABIN, organismo dependiente de la Secretaría de Hacienda”, dijo.

También le tiró una pedrada directa a la nueva administración.

“El problema real es que desde que salí de Pemex, mis sucesores y la actual administración han propiciado una caída de más de 30% en la producción de gas en el país, por decisiones propias y erróneas, intentar culpar a alguien cuatro años después es absurdo”, acusó.

En la misma entrevista, Emilio Lozoya niega su participación en el escándalo de Panama Papers, asegura que todas sus casas fueron fruto de su actividad empresarial, niega contactos oscuros en el Caso Odebrecht y, de paso, defendió a su mamá: “a mi madre se le acusa de que haya recibido dinero de alguna cuenta mía antes de que yo fuera funcionario público, ¿qué clase de delito es ese?”, dice.

FGR-mama-lozoya-austin-fiscalia-extradicion

Foto: Archivo El Universal

“Finalmente al defender a una Sra. de 71 años, que no ha cometido delito alguno y que al momento de la detención contaba en México con una orden que frenaba cualquier intento de detención, ¿qué clase de justicia política se está promoviendo en México?, complementa su abogado.

***

¿Quieren ver todas les respuestas de Emilio Lozoya? Échense la entrevista completa de los periodistas de Süddeutsche Zeitung, Tamedia y Quinto Elemento Lab en ESTE LINK.