Aunque la sobreoferta de conciertos internacionales y la incipiente “festivalitis” que domina el panorama musical mexicano parecieran indicar lo contrario, lo cierto es que hoy en día los espacios y oportunidades para que las bandas locales puedan tocar son escasos (para una urbe de millones de habitantes) y en muchos casos se ven limitados por la golpeada economía, sus propios recursos o las prácticas caimanescas. Uno de los que ha sobrevivido con dignidad y mucha dedicación es el Multiforo Alicia que hoy celebra 19 años de existencia.

Este espacio de ubicado sobre la calle de Cuauhtémoc en la colonia Roma, con un “vestíbulo” y un foro con escenario vestidos de cambiantes graffitis, fue fundado en 1995 por un colectivo de amigos quienes tomaron la decisión de crear un lugar en el que tuvieran cabida todas las expresiones musicales y culturales que así lo necesitaran. De ese colectivo original, Ignacio Pineda o Nacho Alicia para los cuates, es la cara más visible y quien ha tenido mayor contacto con las bandas, hasta quedar hoy en día coordinando las actividades del local.

A mediados de los 90, la oferta de lugares era mínima y para una banda era todo un viacrucis poder tocar en uno de estos pocos lugares. Se les condicionaba a vender boletos o se les pedía un mínimo (garantizado) de asistentes que cubrieran la cuota del local, y rebasando esta cifra se prometía pagar un porcentaje a la banda (cosa que jamás sucedía). En el mejor de los casos se podía tocar sin tener que pagar, pero a cambio la banda tendría que hacer la publicidad de su evento (en aquel entonces ello implicaba imprimir volantes), tocar a nivel del suelo y llevar todo el equipo de audio sin esperar que les dieran unos pesos para solventar sus gastos (eso sí, pagaban con cerveza cuando se podía, pero con eso no se compran cuerdas, baquetas, ni se paga la renta del ensayo).

El Multiforo Alicia fue el primer lugar que le dio un espacio digno a las bandas. Aparte de proporcionar equipo de audio (¡con monitores! cosa que era un lujo entonces), luces, escenario e ingeniero que se hiciera cargo de hacerlos sonar, el lugar ¡le pagaba a los grupos por tocar!, algo que hasta entonces era impensable. Por supuesto la voz se corrió y pronto muchas bandas corrieron a apuntarse para tocar en este nuevo lugar de la ciudad.

alicia2

Mas de 3 mil bandas han hecho su debut en este lugar (dentro de cada cartel se procura programar al menos dos bandas nuevas). Desde su apertura el 1 de Diciembre de 1995 aparte de los conciertos, se ha vendido café, se ha creado una disquera (Grabaxiones Alicia), han surgido un libro (Alicia en el Espejo) y un documental (Alicia en el Subterráneo). Se han realizado ciclos de películas, conferencias de prensa, seminarios de periodismo, encuentros de diferentes corrientes de pensamiento filosófico/político y de disqueras independientes, presentaciones de libros y ha impulsado la creación de una Coordinadora de Espacios Culturales Independientes de para pugnar por los espacios abandonados de la ciudad y que éstos sean donados a la comunidad cultural capitalina.

Las tocadas han sido infinitas. Cuantificar la cantidad de canciones y bandas que hayan sonado en su escenario sería un ocioso ejercicio. Pero hay que destacar que este espacio fue semillero de importantes movimientos musicales en la capital. Vio nacer géneros como el Ska, el Rockabilly, el llamado “Happy Punk” y el Surf,  además le dio cobijo a géneros que no tenían cabida en ningún otro espacio como el Stoner Rock, el Garage, el Hip-Hop, el Progresivo, la música “rupestre” y el Blues. De este sitio emergieron bandas de la talla de Panteón Rococó, Sekta Core, Lost Acapulco, Austin TV, La Tremenda Korte, y Cabezas de Cera por mencionar algunos.

alicia3

El Alicia también tiene su propia identidad gráfica, hoy reconocible instantáneamente, concebida por Andrés Ramirez y cuyos diseños ya son parte integral del paisaje de esta urbe de hierro y concreto. Hace tres años circularon los rumores de que el Alicia cerraría sus puertas, sus integrantes lo negaron pero advirtieron que “bajarían el ritmo”. Afortunadamente ninguna de las dos cosas sucedió y hoy en día el Multiforo Alicia, con ese espíritu rebelde de no dejar que sólo los grandes monopolios controlen el entretenimiento citadino, se mantiene más activo y vital que nunca con eventos que abarcan buena parte de la semana, a veces desde los miércoles y hasta los domingos.

El trabajo no ha sido fácil, el Multiforo Alicia ha sufrido en repetidas ocasiones los embates y acoso de los corruptos inspectores del gobierno del Distrito Federal que urgan (o inventan) el más mínimo detalle para extorsionar bajo amenaza de clausura (cosa que ya ha sucedido en más de dos ocasiones). Insisten en catalogar y tratar al Alicia como si fuera un bar (por el hecho de vender cerveza) porque no existe una legislación o caracterización para los espacios culturales en los que se vende cerveza (que no es lo mismo). De igual manera es frecuente el acoso para los chavos que se reúnen a las afueras del local para fumar o simplemente cotorrear en la banqueta al cobijo de la noche y al ritmo del Rock.

alicia7

Se han ido quedando en el tintero diversos proyectos que aún persisten en la mente de los Alicios, como contar con un espacio más grande (cosa algo imposible de sostener por las elevadas rentas y la eterna tramitología de permisos que hay que gestionar). Los proyectos a largo plazo del colectivo Alicio son contar una fonoteca, una emisora de radio, una productora de videos, tener una sala de artes plásticas, una editorial, un comedor popular y un consultorio médico.

El Multiforo Alicia es un pequeño foro en este monstruo de ciudad, no es del todo perfecto, pero tiene algo que a quienes han tocado y asistido a este lugar los cautiva. Este lugar tiene calor de hogar, es un sitio para el goce y el esparcimiento, donde la gente se puede divertir con poco dinero y se puede conocer todo el universo de ofertas musicales que tienen que ofrecer las bandas capitalinas (y las extranjeras que constantemente lo visitan). Es por ello que sus asistentes le tienen mucho cariño, forma parte integral de su vida, lo consideran “nuestra casa”. Este espacio pequeño como la madriguera del conejo blanco, en realidad es el verdadero país de las maravillas.

¡Larga vida al Multiforo Alicia! Gracias por tanto y que por sus paredes siga sonando el Rock, esa música divertida y rebelde, música contra el poder.

FB: IvanNieblas

Aquí una galería de fotos y carteles de este emblemático lugar: