A pocos días de que se cumplan siete años de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la SEGOB, Alejandro Encinas, dio información de los avances en la investigación del caso. Esto desde un nuevo sitio que podría ser clave para esclarecer los hechos: la Barranca de la Carnicería.

En compañía de Omar Gómez, fiscal del caso Ayotzinapa, Alejandro Encinas realizó un recorrido por dicha barranca, en la cual se han encontrado alrededor de 170 restos óseos. “Muchos de ellos, no quiero decir la gran mayoríar, no presentaban exposición a fuego”, aclaró Gómez. “Lo que presentaban es atemperismo, es decir, que estuvieron expuestos a la intemperie”.

encinas barranca de la carniceria ayotzinapa
Foto: @A_Encinas_R

Encinas y Gómez comentaron a representantes de medios de comunicación que llegaron a la Barranca de la Carnicería por indicaciones de varias personas que habrían participado en los hechos ocurridos en Iguala, Guerrero, los días 26 y 27 de septiembre de 2014.

“El hecho de encontrar en un lugar diferente de lo que supuestamente se había encontrado en el basurero de Cocula y, posteriormente en el río San Juan, nos abre una gran línea de investigación completamente diferente, determinada por varios antecedentes y, sobre todo, pruebas en las que hemos trabajado”, señaló Omar Gómez.

encinas barranca de la carniceria ayotzinapa 2
Foto: @A_Encinas_R

Por su parte, Alejandro Encinas pidió no adelantar conclusiones. Toda la información que hasta ahora se ha recabado y compartido no es concluyente, sino parte de la investigación que se desarrolla para saber qué pasó con los 43 jóvenes de Ayotzinapa.

Eso sí, agregó, la información que se da a conocer por parte de la Comisión está verificada plenamente; independientemente de las declaraciones de testigos, filtraciones y rumores que pretenden descalificar el trabajo y reivindicar la ya fracasada verdad histórica”.

La Barranca de la Carnicería se localiza aproximadamente a 800 metros de distancia del basurero de Cocula, el lugar donde –según la llamada “verdad histórica” – fueron incinerados los cuerpos de los 43 normalistas. El nuevo centro de las investigaciones del caso Ayotzinapa ha sido explorado por peritos  y parte de los restos óseos que se han hallado sirvieron para la identificación de Jhosivani Guerrero de la Cruz y Christian Alfonso Rodríguez Telumbre.

Aunque Gómez calificó  a la Barranca de la Carnicería como un sitio “reivindicativo” para los familiares de los 43 a los que les quisieron vender la “verdad histórica”, Alejandro Encinas remarcó que se han realizado acciones de búsqueda en ocho municipios de Guerrero, ya que las investigaciones apuntan a que los responsables de la desaparición de los normalistas operaron en distintos sitios.

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook