Aunque hace una semana AMLO hasta pidió disculpas y parecía que Calderón también dijo “ahí muere”, en el tema de funcionarios que habrían incurrido en conflicto de interés y actos de corrupción, Manuel Bartlett volvió a moverle y no sólo eso… sino que reveló toda una lista de personas que, desde sus cargos públicos, presuntamente favorecieron a empresas privadas, en detrimento del sector energético…

De acuerdo con el titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Felipe Calderón es parte del selecto grupo de exfuncionarios que participaron en el proceso de privatización del sector energético.  ¿Cómo? Pues apoyando a empresas privadas y extranjeras desde sus cargos y luego, una vez concluido el hueso, pasándose del lado de la IP, corriéndoles tips del negocio o bien, cobrando los favores hechos.

Y bueno, la lista negra de tan gandallas funcionarios está integrada por funcionarios de los sexenios de Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y… nomás, ¿cómo?, ¿con EPN ya no? No, es que tienen amnistía… digo, es que seguramente la investigación no llegó hasta la época más reciente.

En fin, al verse señalado nuevamente por el dedo de la Cuarta Transformación, el expresidente contestó casi de manera inmediata en Twitter. Ahí, lanzó una serie de mensajes en las que acusó que los funcionarios del gobierno de AMLO nomás como que no le saben al tema de los energéticos… de ahí que se sorprendan de que “los verdaderos expertos en el tema” (uno de ellos, él merengues) puedan trabajar de manera honesta en el sector.

Calderón y la banda presidencial

Foto: Animal Político

Más tarde, en entrevista con Luis Cárdenas, el expresidente exigió que si tanto anda denunciando AMLO… pues que ya no lo haga al aire: que presente pruebas “de que yo haya beneficiado indebidamente a cualquier empresa, que la presente y si no, que se calle”. Además, sin rechazar lo que es una verdad (que trabajó en el sector energético privado), cuestionó de qué podría vivir un exfuncionario (como él), al concluir su administración: “Si un presidente no puede trabajar para las empresas que operan en México, entonces pregunto al presidente, de qué va a vivir cuando terminé su periodo presidencial”.

Previo a las revelaciones de Bartlett, el presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió que se revisarán los contratos que la CFE tiene con empresas privadas. Así como con Pemex, se apunta que algo no anda bien en algunos de estos, por ejemplo, los referentes a siete grandes gasoductos. “Últimamente se dieron contratos para la construcción de gasoductos, porque en este periodo se genera la mayor parte de la electricidad con gas”, explicó AMLO, indicando que esos contratos, además de ser particulares, hacen que la CFE sea garante de la compra del gas… pero no sólo eso: si los ductos no se pueden construir, como está sucediendo en siete grandes gasoductos, se tiene que estar pagando a las empresas, aunque no haya gas. “Hay siete gasoductos parados que significan una erogación para el mediano plazo de 21 mil millones de dólares a la CFE”, advirtió AMLO.

Sobre este tema, Calderón no le sacó al parche y dijo “venga, que se revisen”… nomás recordando que en “ la industria del petróleo o el gas la figura común es el contrato “Take or Pay” en el cual el comprador paga un cargo por el producto transportado independientemente de que luego decida que no lo quiere”. Y hecho ese apunte… que vengan las revisiones