Ahora que estamos en plena jornada de concienciación sobre el terrible problema del Sida, les hablaremos de algunos casos en los que las personas buscan contagiarse de esta enfermedad a propósito. Así es, no leyeron mal, hay gente busca ser contagiada, sólo que las motivaciones pueden ser muy distintas, desde la necesidad, el morbo, hasta el miedo.

Distingamos primero, a la gente ( sean homosexuales, bisexuales o heterosexuales) que se arriesga a contagiarse de algo por preferir el sexo a pelo (sin condón) y a la gente que de verdad busca asegurarse de este contagio. Pues son estos últimos los que hacen esta práctica a la que llaman Bugchasing.

Y aunque, no conozco de gente que busque contagiarse de papiloma o de herpes o gonorrea o sífilis o cualquiera de las múltiples infecciones de transmisión sexual, sí me he enterado de la existencia de un muy reducido número de personas que buscan contagiarse de VIH.

Una práctica que ofende a más de una persona dentro de la comunidad homosexual es el Bugchasing, y es que la comunidad gay es una que ha sido estigmatizada con el  sida, a pesar de que tanto heterosexuales como homosexuales se contagien con VIH, el chiste es que a partir de la década de los 80 el sida se convirtió en una pandemia y nos arrebató a muchas personas, entre ellas a grandes figuras como el cantante Freddie Mercury y el filósofo Michel Foucault.

mercury

La comunidad gay ha tenido que hacerse cargo de crear conciencia entre sus miembros (sobre todo entre los más jóvenes) para que se protejan y disfruten de una vida sexual sin complicaciones.

hazte la prueba sida mexico

LA_CEBRA_-01

Es por eso que una práctica tal en la que las personas buscan ser contagiadas con VIH les parece que tiran todos sus esfuerzos a la basura.

Pero existe y no es broma, un reducido número de personas (es algo tan marginal que a veces se cree que es un mito, aunque tristemente no lo es) que buscan encuentros en los que los bugchaser «cazadores del bicho» (los que buscan contagiarse) tiene sexo con el gift giver «el que da el regalo» (persona seropositivo). Esto se lleva a cabo mediante reuniones concertadas vía chats o foros en Internet.

Muchas veces es jugar a la ruleta rusa, una persona va a una de estas reuniones y no sabe quién está infectado y quién no, entonces al final de la sesión de sexo se dice quién es quién y uno se entera si es probable que esté infectado o no.

¿Qué podría motivar a querer enfermarte con algo incurable?

Hay varias motivaciones, una podría ser la excitación de estar haciendo una práctica de alto riesgo. También hay quien busca el suicidio (aunque creemos que hay métodos más efectivos). El argumento más extraño es el de las personas que temen contraer VIH todo el tiempo, y temen por su vida después de cada encuentro sexual, entonces para quitarse la presión de saber si sí o si no se han infectado, prefieren infectarse de una buena vez y así vivir más ¿relajados?, suena extraño, pero así es.

También hay quien lo hace para recibir prestaciones por parte del gobierno, y para pertenecer a una comunidad (así es, sólo por convivir).

Los bugchasers se llaman a sí mismos una subcultura, y hasta tienen un tipo de «filosofía» dicen que sus prácticas tienen que ver con una interpretación de la vida que busca disfrutar la vida por intensidad (cualidad) más que por cantidad de años de vida. Utilizan a algunos filósofos vitalistas para justificar sus prácticas, aunque la mayoría de estos filósofos no estarían de acuerdo con algo así, pues más que una práctica de vida parece una práctica de muerte, de consumo, el consumismo en su máxima expresión.

Otro argumento es decir que violan el último de los tabúes (el del sida) y así hacen un acto político disidente (como si hiciera falta ser el otro para poder tener conciencia y concienciar a los demás de que la discriminación está mal).

Otra razón, tal vez la que podría despertar más empatía, es la gente que busca contagiarse ya que su pareja es sero-positivo, aunque hay muchas maneras de tener una relación erótica con alguien contagiado y aún así tratar de cuidar de no contagiarse uno mismo.

Toni Aguilar, persona que contrajo VIH expresó a El Mundo:

«quienes participan en estas fiestas no perciben las consecuencias de sus actos. El morbo está basado en que exista el riesgo y está muy extendida la idea, sobre todo en la franja de edad de 18 a 24 años, de que en caso de ser infectados no pasa nada, que tomar una pastilla al día tampoco es tanta molestia. Pero los afectados sabemos que ésa no es la realidad»

El fenómeno se desarrollo en Estados Unidos en la década de los 90, y desde entonces se puede encontrar en los foros y chats bareback mensajes en los que la gente pide ser contagiada.

El bareback es otra práctica de riesgo, pues se trata de tener sexo sin protección (como muchas parejas heterosexuales que prefieren el sexo a pelo, a pesar del riesgo a tener una infección), pero no todos los barebacks quieren contagiarse de algo, ya que muchos son muy cuidadosos con su salud.

Infecciones-de-transmisión-sexual

Una mano de una persona que contrajo sífilis.

sifilis

Ahora, una cosa muy distinta es la persona que busca ser contagiada y otra es la persona que tiene sexo sin protección con otra y no sabe que la otra tiene VIH, entonces sí hay un abuso de confianza  y se está obligando a la otra persona (con desinformación) a hacer algo que probablemente no querría hacer.

Pero contagiarse con VIH a propósito no es una práctica que realizan meramente personas homosexuales, los heterosexuales también lo hacen, aunque muchas veces sus motivaciones son distintas.

Contagiarse con VIH a propósito, el caso griego

Una de las noticias de la semana pasada fue una rectificación que hizo la OMS, pues había anunciado que la mitad de las infecciones de VIH-Sida en Grecia eran autoinfringidas.

Según The Guardian, la OMS dice que fue un «error de redacción», pero bueno, fuera del #EpicFail que hizo que el mundo pusiera el grito en el cielo, al parecer el fenómeno sí existe, no en esa escala pero sí en una muy pequeña y eso es preocupante.

Lo que habían dicho es que la mitad de los casos nuevos de VIH se habían enfermado a sí mismos para recibir 700 euros al mes (recordemos que la crisis todavía es muy fuerte en este país europeo y poco más de la mitad de su población está desempleada) por parte del gobierno como parte del programa de salud pública.

inyeccion

Lo que debía decir realmente el informe es que la mitad de los nuevos casos de sida son por «auto-inyección» (por ejemplo, por inyectarse heroína con agujas infectadas, entre otras actividades), y muy pocos de esos casos son con plena conciencia de que se contagiarán con esta enfermedad.

SIDA y discriminación

Uno de los factores más preocupantes es la discriminación a la que se exponen y a la que exponen a los demás. El VIH es un virus que se le puede contagiar a cualquier persona, a un niño que mama la leche de una madre infectada, a una ama de casa de 60 años devota de su marido y el cual se contagió en otro lado y (probablemente sin saber) contagia a su esposa, un hombre heterosexual que práctica el HSH (Hombres que tienen sexo con hombres) los cuales piensan que por tener encuentros esporádicos con hombres heterosexuales no deben utilizar protección y terminan contagiándose de alguna enfermedad, entre ellas la del sida, hombres y mujeres heterosexuales y homosexuales que tienen sexo sin protección, personas que comparten jeringas infectadas, etcétera.

Como siempre, la ignorancia es el principal motor que anima a la gente a discriminar a otras personas, el VIH  no se contagia por un abrazo, ni por un beso, tampoco por un piquete de mosco.

onusida

Los sujetos que están contagiados no son apestados, ni tienen necesariamente una vida sexual increíblemente riesgosa, a veces estas cosas pasan con un simple y sencillo descuido, por casos fortuitos (recibir una transfusión de sangre infectada), o por diversas razones, y discriminar a alguien por tener una enfermedad tan terrible habla muy mal de la persona que discrimina (lo digo por esa gente que utiliza «sidoso» como si fuera un insulto).

Además la comunidad gay ha tenido que sufrir de discriminación por esta misma enfermedad, de ahí que hagan campañas de concienciación para que la gente sepa que no sólo a los gays les puede pasar, sino a cualquiera, y las personas infectadas merecen nuestro respeto y consideración.

Mucha gente se pregunta que por qué los obsesiona tanto el sexo y por qué en las marchas siempre regalan condones, bueno, pues es porque se hace una campaña dentro de la propia comunidad, no se puede ignorar que la gente tiene sexo y si lo tiene es mejor que esté informada para que lo tenga de manera segura.

El Centro Nacional para la PrevenciÛn y Control del Sida realizÛ ayer, en la Plaza de la ConstituciÛn, el cierre de una campaÒa nacional para desestigmatizar el uso del condÛn y combatir la homofobia. A lo largo de las jornadas informativas en divers

Tenemos que estar conscientes de que en las escuelas no dan la información sexual necesaria a los niños y jóvenes homosexuales (y a veces, hasta heterosexuales) para que sepan conducir con seguridad su vida sexual, el único problema en el mundo no es el embarazo en adolescentes (aunque también es un problema alarmante), sino que también lo es las infecciones de transmisión sexual y hay muchas formas de adquirirlas, cada estilo de vida tiene sus riesgos y es necesario enseñar a nuestros jóvenes a sortear este tipo de problemas.

jovenes

El sida es un problema, y todos deberíamos de aportar para tratar de resolverlo y que la gente que sufre este terrible síndrome tenga la mejor vida posible.

@Filosofastrillo