Foto: Reuters

EPN ya no está pero CIDH notifica la sentencia sobre el caso de las Mujeres de Atenco

En 2006, el Estado mexicano arremetió contra los manifestantes en Atenco y contra mujeres fueron víctimas de torutra y abuso sexual por parte de policías.

“Tomé la decisión de emplear la fuerza pública para mantener el orden y la paz… los incidentes se sancionaron, la acción fue en legítimo derecho de usar la fuerza pública para restablecer la paz y el orden”, en 2012, durante su visita a la Ibero, estas fueron las palabras de EPN sobre la represión en San Salvador Atenco, en mayo de 2006.

Llegamos a 2018, EPN se despidió del gobierno pero la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIHD) notificó la sentencia en el caso de las Mujeres víctimas de tortura sexual en Atenco contra México.

En la resolución, la CIDH encontró al Estado mexicano como responsable de la violencia sexual, violación y tortura en contra de Yolanda Muñoz Diosdada, Norma Aidé Jiménez Osorio, María Patricia Romero Hernández, Mariana Selvas Gómez, Georgina Edith Rosales Gutiérrez, Ana María Velasco Rodríguez, Suhelen Gabriela Cuevas Jaramillo, Bárbara Italia Méndez Moreno, María Cristina Sánchez Hernández, Angélica Patricia Torres Linares y Claudia Hernández Martínez.

Los abusos en Atenco

La detención de estas mujeres y su traslado al Centro de Readaptación Social (Cepreso) “Santiaguito” estuvo llena de abusos y tortura —entre los días 3 y 4 de mayo—.

Y, después de un par de años —vale recordar que en 2011 comenzó el litigio ante la CIDH— la Corte ordenó al gobierno de México la reparación de los daños.

Entre las medidas está:

  • Continuar o iniciar un caso —con investigaciones minuciosas y con perspectiva de género—.
  • Sancionar a todos los responsables de la violencia y la tortura sexual que las 11 mujeres sufrieron.
  • Dar de manera gratuita e inmediata tratamiento médico, psicológico o psiquiátrico a las víctimas.
  • Realizar un acto público de reconocimiento de responsabilidad internacional así como disculpas públicas.
  • Capacitar a oficiales de la Policía Federal y del Estado de México.
  • Crear un mecanismo de monitoreo para evaluar las políticas de las instituciones en rendición de cuentas.
  • Y elaborar un plan de fortalecimiento del Mecanismo de Seguimiento de Casos de Tortura Sexual cometida contra Mujeres.

Con esta resolución la Corte pone el acento en la violencia que las 11 mujeres recibieron por parte del Estado durante la administración de EPN en Estado de México —es importante mencionar que años después de la represión en Atenco las mujeres fueron acosadas, señaladas por las autoridades y tuvieron que enfrentar el proceso de reparación de daños ante el juicio del gobierno Federal—.

Aunque el Estado reconoció su responsabilidad ante la instancia internacional por la violencia física, psicológica y sexual contra las mujeres de Atenco, ahora queda pendiente la reparación de los daños y el seguimiento del gobierno de AMLO a las recomendaciones de la CIDH.

**Foto de portada: Reuters.

Top Relacionadas