Conforme se acerca la fecha del 26 de febrero para los Oscares, los cines mexicanos se encuentran plagados con todas esas películas que debieron de haberse estrenado hace 4 meses (y no todas). Pero se preguntarán, ¿de qué tratan las películas nominadas a mejor película?

Entre éxitos inesperados se encuentran The Artist, (a estrenarse el 17 de febrero en nuestro país), mientras que otras películas, como Extremely Loud and Increadibly Close, han generado polémica por haber sido nominado sin realmente, a opinión de los críticos, haberlo merecido.

Los nominados son los siguientes:

Mejor Película:

The Artist de Michel Hazanavicius. Alardeada por la crítica como la mejor película del año, The Artist es una película en blanco y negro sin diálogo que es todo un festival, irónicamente, de innovación.

The Tree of Life de Terrence Malick. Incomprendida por la mitad del público; mientras que la otra parte la nombró una obra maestra, esta difícil película sobre el crecimiento humano ganó Palme d’Or en Cannes. ¿Ganará el Oscar?

Hugo de Martin Scorsese. El cine le causa a Scorsese una fascinación similar a la de un niño, y qué mejor escusa que hacer una película de niños sobre los inicios, el asombro y la pasión del cine tomando las mejores herramientas tecnológicas actuales, como el 3D.

The Descendants de Alexander Payne. George Clooney toma el papel de un padre habitante de Hawaii mientras su vida personal cae en pedazos. Payne es un favorito de la Academia, siempre siendo nominado (su última, Sideways, también fue nominada a mejor película), y The Descendants es una buena película sobre la dinámica familiar, ¿podrá llevarse a casa la estatuilla?

Midnight in Paris. A Woody Allen le tomó cinco años en conseguir el dinero para este homenaje tanto a Paris como a la cultura de principios del siglo pasado. Protagonizada por Owen Wilson, Midnight in Paris rápidamente se volvió el éxito taquillero más grande Allen, y una de las favoritas del 2011.

War Horse de Steven Spielberg. Esta película sobre un joven que se adentra a la primera guerra mundial, añorando el regreso de su perdido caballo Joey es Spielberg haciendo lo que mejor hace: Una película tanto sentimental como plagada de acción.

The Help de Tate Taylor. Basada en una novela por Kathryn Stockett, The Help es una mirada a las relaciones afectivas, plagada de prejuicios raciales, durante la década de los cincuentas. Un tanto encadenada a un final feliz, The Help es la película moralizante del año, que sin duda se ganó su nominación a mejor del año. Moneyball de Bennett Miller. Escrita por Aaron Sorkin (The Social Network) y Steven Zaillian (The Girl With the Dragon Tattoo) Moneyball es una mirada al complicado mundo del baseball y los negocios. Podría parecer un tema difícil, pero en si, la película no se trata de deportes, sino de la difícil relación entre el éxito empresarial y la vida personal (al igual que The Social Network). La película “sobre éxito inesperado” del año. Extremely Loud and Increadibly Close de Stephen Daldry.  Sin duda, la película más polémica en haber sido nominada este año. Dado que su temática sobre un joven lidiando con la muerte de su padre durante los ataques del once de septiembre, se trata de una película sentimental, que deja demasiados huecos vacíos según los críticos. (Actualmente es la película peor calificada por el portal Rotten Tomatoes en haber sido nominada al Oscar de mejor película).