Jair Bolsonaro llegó a la Presidencia de Brasil y la polémica ya ha ocupado los reflectores de los periódicos y noticiarios no sólo nacionales, sino internacionales. En esta ocasión, la ministra de Mujer, Familia y Derechos Humanos, Damares Alves, anunció que los niños brasileños tendrán que vestir de azul y las niñas de rosa peeeeero tras las críticas tuvo que “aclarar” esta idea.

En contexto de la política conservadora y de ultraderecha que tiene como propósito reforzar la religión y los valores de la familia, esta funcionaria se refirió al plan de 2019, ante un grupo de personas, en la sede ministerial, en Brasilia.

Como mencionamos, este plan tiene su base en el fortalecimiento de los valores en la familia. Sin embargo, también contempla el combate a la diversidad sexual y todas las manifestaciones de la comunidad LGBTI, por lo que el anuncio de Damares Alves provocó la crítica de algunos ciudadanos brasileños y de organizaciones civiles.

Hasta Caetano Velosouno de los músicos de Brasil más reconocidos a nivel internacional— protestó contra la idea de los estereotipos de género y de encasillar a los niños y niñas. Veloso publicó una foto en su cuenta de Twitter con la leyenda: “Proteja a sus amigos #MeninosVestemRosa” (“Los Niños Visten de Rosa”).

Ante los llamados y las críticas, la ministra tuvo que salir al tiro para aclarar que se trataba de una metáfora contra la ideología de género —término que el grupo de Bolsonaro ha utilizado para referirse a la diversidad sexual—.

De acuerdo con la aclaración, los niños y las niñas pueden vestir como prefieran y aunque se supone que el Estado brasileño es laico, “esta ministra es terriblemente cristiana”. Finalmente, con esta declaración, Damares Alves dejó el tema abierto sobre la visible oposición del gobierno a las políticas de inclusión con respecto al género —o como Alves dijo: contra el abuso del adoctrinamiento ideológico—.

Damares Alves

Y a todo esto, ¿quién es Damares Alves? Además de ser la ministra de Mujer, Familia y Derechos Humanos, Alves es pastora evangélica de la iglesia Cristiana y ha defendido la política antiaborto en Brasil.

La funcionaria es abogada y trabajaba como asesora de la bancada evangelista en el Congreso de Brasil —junto con Magno Malta, uno de los senadores y promotores de la candidatura de Bolsonaro—. Además de criticar las políticas públicas pro aborto y refrendar el derecho a la vida, también ha hecho críticas en contra del feminismo.

Foto: El Universal.

**Foto de portada: El Universal.