Además de cuidarse de los conductores que olvidan que están en una ciudad dizque acondicionada para los ciclistas, aquellos que gustan de pedalear para transportarse por la ciudad de México tienen que recordar que de vez en cuando se presentan robos, como el que sufrió nada menos que el embajador de Alemania en México, Viktor Elbling.

Pues resulta que el representante teutón salió a dar una vuelta por el primer cuadro de la ciudad a bordo de su elegante bicicleta. Luego de disfrutar las transitables vías del DF, él y su acompañante, decidieron gastar las suelas de sus zapatos, por lo que estacionaron sus vehículos de dos ruedas en la explanada de Bellas Artes y de ahí caminaron un rato por el Centro Histórico.

El paseo iba de maravilla… sin embargo, dos horas después, el embajador Elbling regresó por lo que era suyo sólo para descubrir que alguien tomó prestada de manera permanente su bicicleta y la de su acompañante. Habían sido robadas.

Además de cobrar importancia el caso por la quemadota que las autoridades capitalinas se pusieron ante el paisano de Angela Merkel, el robo del que fue víctima el embajador alemán destaca por el dolor al bolsillo que produce saber el valor de lo sustraído: nada más una elegante dos ruedas de la marca italiana Colnago, valuada en aproximadamente 40 mil pesos.

bici embajador

El ladrón va a tener una feliz navidad (si es que no lo agarran), ya que la otra bicicleta, la del acompañante del embajador, no estaba nada mal tampoco: una Mercurio que cuesta cerca de 10 mil pesos… Bueno, quizás muchos lectores piensen que eso no es nada, pero toman en cuenta que muchos a lo más lujoso que llegamos es a una Vagabundo.

En fin, ya se realizan las investigaciones correspondientes y la Fiscalía de la delegación Cuauhtémoc ya solicitó los videos de las cámaras de seguridad del Gobierno capitalino… a ver si logran dar con los ladrones.

*Vía Reforma, Excélsior