¿Y cómo van las cosas en la Casa Blanca? Al parecer, pintan más o menos bien para el presidente Donald Trump, quien ya alcanzó su punto más alto de aprobación desde que asumió el cargo —en 2017—, de acuerdo con una encuesta del Washington Post y ABC News.

En el camino hacia las elecciones presidenciales de 2020, el magnate aseguró el 44% del nivel de aprobación por aquello del trabajo que ha realizado con respecto a la economía de Estados Unidos —la cual se ha fortalecido 3.1% y registró una tasa de desempleo de 3.6%. Se supone que, de acuerdo con los datos, los ciudadanos consideran que Trump es responsable de la “buena economía” de su país, mientras que el 48% considera que no hay ninguna relación entre la buena economía y Donald Trump al mando.

¿Qué más? Tras la percepción de la Guerra Económica entre China y Estados Unidos, los ciudadanos y las ciudadanas evaluaron el trabajo del magnate como “malo” en temas como el cambio climático, la seguridad social e incluso la migración.

Donald-Trump-4-julio-estados-unidos

Donald Trump en la ceremonia oficial por la conmemoración del 4 de julio. Foto: Getty Images.

Con respecto a este tema —señalado por organizaciones civiles así como los propios ciudadanos estadunidenses—, Trump continúa insistiendo en la construcción del muro. Como recordarán, esta fue una de las principales promesas del magnate con el fin de resolver la “inseguridad”, proteger el territorio norteamericano y salvaguardar los empleos. La construcción del muro no se ha cumplido y, sin embargo, el tema sigue sobre la mesa:

“Ahora estamos construyendo el Muro, pero la razón por la que el Muro tan necesitado no fue aprobado en la Cámara y el Senado, controlados por los republicanos, fue que teníamos una mayoría muy pequeña en el Senado y necesitábamos 9 votos demócratas. No estaban dispuestos a darnos los votos”, escribió el mandatario fin de semana pasado en su cuenta de Twitter.

Rumbo a 2020

Mientras el magnate aprovecha eventos como la celebración del 4 de julio —conmemoración de la independencia de Estados Unidos— para autopromocionarse, el Partido Demócrata sigue jugando sus cartas para apostar a un personaje lo suficientemente fuerte para quitar a Trump de la Casa Blanca. Por ejemplo, Joe Biden —vicepresidente de este país durante la gestión de Barak Obama— es el único que supera al presidente por tan sólo 10 puntos.

Le siguen Kamala Harris, senadora por California, el buen Bernie Sanders, senador por Vermont y excandidato en las elecciones primarias del Partido Demócrata por la candidatura a la Presidencia 2016, Elizabeth Warren, senadora por Massachusetts, y el alcalde de South Bend en Indiana, Pete Buttigieg.

Todo esto sucede mientras la familia Trump intenta afianzar en el poder de Estados Unidos —ya ven, con la historia de Ivanka Trump.

**Foto de portada: Getty Images.