México y la OEA (Organización de Estados Americanos) han reaccionado ante el golpe de Estado en Bolivia. Pero, ¿qué dicen en Estados Unidos? La posición oficial de este país ha tardado en darse a conocer, sin embargo, llegó en medio de las protestas registradas en el país sudamericano. ¿Qué ha dicho el magnate? De acuerdo con Trump, la renuncia del líder indígena ha sido “un momento significativo para la democracia en el hemisferio Occidental”.

De paso, el gobierno de Trump consignó este mensaje a los muchachos de Venezuela y Nicaragua —Nicolás Maduro y Daniel Ortega, políticos que han sido acusados de violar los derechos humanos de sus ciudadanos.

“Estos acontecimientos envían una fuerte señal a los regímenes ilegítimos en Venezuela y Nicaragua de que la democracia y voluntad del pueblo siempre prevalecerá, explicó el mandatario mediante un comunicado.

Cerca de un escenario “democrático y libre”

De acuerdo con la Casablanca, tras los sucesos en Bolivia —las protestas de la oposición, la dimisión de Evo Morales y el llamado de la OEA a nuevos comicios—, “estamos un paso más cerca de un Occidente completamente democrático, próspero y libre“.

¿Por qué lo dicen? Estados Unidos se refirió a las denuncias contra el presunto fraude electoral en la votación del 20 de octubre —cuando el gobierno de Evo Morales rechazó ir a una segunda vuelta, tras argumentar que había ganado las elecciones con la mayoría que se necesitaba. No obstante, el candidato Carlos Mesa negó esta versión y acusó un fraude orquestado desde el Tribunal Superior Electoral (TSE) de Bolivia.

Después del mensaje de la Casablanca, el carnal Marcelo Ebrard, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), anunció que Evo Morales recibiría asilo político en México —por razones humanitarias.

**Foto de portada: Getty Images.