Si no hubiera sido por su reacción inmediata, el martes en la noche un camión de bomberos hubiera atropellado a dos hombres fuera a una tienda de teléfonos en  Birmingham, Inglaterra.

Los dos hombres se encontraban fumando fuera de la tienda, cuándo en cuestión de segundos llegó el camión y ellos tuvieron que saltar, evitando un incidente mortal. Supuestamente, el camión era conducido por una mujer bombero, que perdió control del vehículo durante una curva.

El incidente llamó la atención del vecindario, pues el camión quedó completamente atorado dentro de la tienda de teléfonos. Los dos hombres salieron ilesos y aparentemente, los únicos daños fueron a la tienda y el camión.

En este caso sólo podemos decir ¡uff! 

Una cámara de seguridad grabó todo el suceso, que podrán ver aquí: