Cuando uno piensa que el lugar más feliz de la Tierra es Disneyland, es porque nunca ha asistido al festival cultural más grande del planeta: Glastonbury

, con una logística que sólo el primer mundo puede llevar a cabo, y con una magnitud tal que lo hace convertirse en la ciudad más poblada del suroeste de Inglaterra por una semana, pone debajo a todos los festivales (o similares) que se les puedan ocurrir.

Nosotros estuvimos ahí y logramos sobrevivir para contarles a ustedes como es acampar en medio de hippies, ravers y hooligans británicos (que no se caracterizaban por su sobriedad).

Cual parque temático, cada área del festival tiene un tema en particular, conectados por senderos y caminos enlodados, encontramos música y personajes de acuerdo a la zona. Desde cascadas y templos aztecas con música electrónica y fuego, hasta los tikis y las comunidades de gitanos y hippies, con familias enteras practicando bailes y yoga al aire libre.

Lo que le da sabor al evento, sin lugar a duda, es la gente. De todas las formas que a uno se le pueda ocurrir, terminamos haciendo amistades que solamente pueden existir en Glasto.

LA LLEGADA

Desde comprar lo necesario para acampar, se tiene que tener muy claro que hay que hacerle espacio entre el equipaje a las cajas de cerveza, ya que se puede introducir del exterior del festival toda la comida y bebida que se guste.

Como vírgenes de Glastonbury, no importa todo lo que leímos del festival y las fotos que vimos. Nada nos preparó para el TAMAÑO del festival.

El festival abre sus puertas desde el miércoles a las 8 am con actos y bandas menores, hasta llegar a los nombres pesados el fin de semana. De todos modos hay muuuucho que hacer antes. Se tiene que entender que entre bares, fiestas y antros, exposiciones, actos de magia y shows secretos, uno puede llegar a sentirse abrumado, ¿la clave? Dejarse llevar…

IMG-20150629-WA0024        

EL CAMPING

Cosa que distingue al festival: no hay zonas de camping designadas para cada persona, llegas y buscas espacio y ya. “A la brava”, como dirían mis paisanos. Lo mejor del camping es que está entre los escenarios y las fiestas, por lo que nunca te alejas de la fiesta… Como les comentamos ya a los sopicuates, aunque ahí venden comida y alcohol, puedes tú llevar lo que quieras y consumirlo en los escenarios y demás partes (para que aprendan los festivales mexicanos con sus pin$&@s cheves a 90 pesos). Nada de estar escondiendo el alcohol en las botas o los pantalones aquí, no es como que alguna vez lo hayamos hecho…

Nosotros tuvimos suerte y encontramos camping en Pennard Hill, una de las zonas de camping más populares del festival. El festival nos ofreció una tienda ya armada (muy bara) y quisimos vernos ecológicos y ahorrar en eso. Como dice el slogan del festival: “Love the farm, leave no trace”.

IMG-20150629-WA0031IMG-20150629-WA0022LINE-UP Y MÚSICA
Sí, nos decepcionamos cuando canceló Foo Fighters, Dave Grohl y compañía eran el acto perfecto para arrancar el festival, pero lo aceptamos y Florence and the Machine se esforzaron al 100% en llenar ese vacío, incluso covereando “Times Like These” de los Foo, se ganaron su aplauso bien merecido.

Es imposible dedicarte solamente a escuchar música en este festival, pero vaya que vimos de buena calidad. Alabama Shakes con una voz que enamoró a todos y nos movía cual marionetas, Lionel Richie a la hora del té demostrando que los 80 siguen vivitos, y The Who, detrás de sus ojos azules nos invitaron a celebrar 50 años de tocar juntos, cerrando con forma perfecta el festival, son recuerdos perfectos de esta semana. Dedicamos valioso tiempo (bien aprovechado) para repasar escenarios con Chet Faker, Django Django y Flight Facilities, cantamos con Lemmy y compañía con Motorhead y nos sorprendieron con unos Libertines que cayeron por sorpresa. Pete Doherty sigue con la misma alma y tiene que ser una obligación verlos para todos los que asistirán al Corona Capital. Alt-J, con su sonido bien pulido, está subiendo rápidamente escalones entre los headliners, tienen que regresar a México pronto.

Y Kanye, no podía faltar Kanye. Arrancando de forma poderosa, ganándose a todos con un cover a “Bohemian Rhapsody” y cerrando su acto como solamente Kanye puede hacerlo, recordándonos que estamos viendo historia: “You are watching the greatest Rockstar in the World”.

IMG-20150629-WA0023IMG-20150629-WA0019

(Pueden checar aquí más sobre los actos que se presentaron)

SHANGRI-LA

Conocida como el área nocturna por excelencia, ir a Shangri-La en plena luz del día es una gran decepción. Pero cuando uno llega a la 1 am después del último concierto, y rodeado de gente de fiesta… entiendes por qué se le llaman así. Una colección gigante de antros, excesos y fiestas que duran hasta las 6 am, para los que logran resistir.

Para darles un ejemplo, nos encontramos con The Acid House, el rave en todo su esplendor, Glasto Heaven y Glasto Hell, con fiestas extravagantes hasta que sale el sol y un bar dedicado enteramente a hacer remixes dub-step de Lionel Richie. Shangri-La se convierte cada noche en el lugar para transportarse a otro mundo y no querer salir de él nunca más.

IMG-20150629-WA0020IMG-20150629-WA0033THE STONE CIRCLE

The Stone Circle, o círculo de piedras, es la parte sagrada del festival. Ubicado hasta arriba de la colina principal, es un arreglo de piedras en forma de círculo al más puro estilo de Stonehenge.

Aquí puedes encontrar meditación guiada (desnuda y con ropa), discursos y ceremonias de unión (bodas de hippies) en la mañana, y gente tomando y compartiendo comida y bebidas en la tarde. La vista desde este lugar, sobre todo el amanecer, es impresionante.

THE GREEN FIELDS &  THE HEALING ZONE
Esta parte se puede describir muy fácil: la parte más hippie y llena de amor de todo festival. Talleres de comida vegana, clases de yoga, lectura de tarot, curaciones chamánicas, peinados y ropa ecológica… ¿por dónde empezar?

Nosotros entramos a un discurso de por qué comer vegano, clases de hula-hoop, una feria de ciencias y a que nos leyeran el tarot (al parecer tenemos un buen futuro por delante). También intentamos hacer algo de yoga y fallamos completamente.

IMG-20150629-WA0021T.W.F.T.P.U.

Algo que hay que entender del Glastonbury es que va gente de todas las edades. Mientras que en el Coachella, Corona Capital, Lollapallooza va sobre todo la chaviza, en este festival es normal encontrar desde los clásicos chavorrucos, hasta una cantidad de viejos que van por su quinceavo o veinteavo Glasto. Los oldschool se hacen presentes y créannos, ellos son los que ponen en el ambiente.

En Facebook hay un grupo llamado “Glasto Chat”, con más de 20,000 miembros. El grupo organiza desde hace 3 años una reunión/fiesta el jueves llamada T.W.F.T.P.U (The World Famous Thursday Piss Up). Este año el número de asistentes se cuatriplicó al año pasado, y fuimos casi 400.

¿La única regla? Llevar alcohol y un paraguas rosa. De hecho estuvieron mandando pulseras por paquetería rosas para reconocernos en el festival.

Imaginen pasar por una zona del festival y ver a 400 señores y chavos de fiesta, todos con un paraguas rosa y haciendo un agua-loca gigante en el centro, cada quien con un chorrito del alcohol que trajo (trago que los valientes tenían que tomar al final). La gente se acercaba y nos tomaba fotos y se nos quedaba viendo, cual zoológico. Además de muy muy divertido, fue una manera muy fácil de hacer amigos. Eso es, si sobrevivían a la cuba gigante.

IMG-20150629-WA0010IMG-20150629-WA0011IMG-20150629-WA0012IMG-20150629-WA0013IMG-20150629-WA0014UN FESTIVAL ECOLÓGICO
Ya les mencionamos antes el slogan del festival (“Love the Farm, Leave no Trace”, que significa “ama la granja, no dejes ningún rastro”). Si alguna vez han visto las fotos de Worthy Farm terminando el festival, y el verdadero basurero en el que se convierte, entienden por qué hacen tanto énfasis en esto. El problema no es solo la basura, como en cualquier festival (no que lo justifiquemos), sino todo lo demás que se deja. El recorrido del camping a tu carro o bus es de una hora por lo general (más si está lloviendo y enlodado), y cargar toda tu vida todo el camino no es nada fácil. Entonces, terminando el festival, a muchos asistentes se les hace fácil dejar ahí su equipo. Tiendas de campaña, sillas plegables, colchones, sleepings, almohadas, ropa, botas de agua… 1 de cada 4 tiendas de campaña son abandonadas al final del festival. Aunque el festival intenta reusar y reciclar todo lo que pueden, es simplemente inposible lograrlo con todas.

Es por esto que Greenpeace y varias otras asociaciones y organizaciones caritativas tienen gran importancia en el festival. Con baños de composta que no apestan, colecta de comida sobrante, un pequeño grupo de regaderas ecológicas, campañas de concientización, etc., Glastonbury es definitivamente el festival más eco-responsable en el que hayamos estado.

IMG-20150629-WA0030IMG-20150629-WA0028ACTIVIDADES

Una de las cosas que más estresados nos tenían eran los precios (la libra está casi en $25!!). Eso fue hasta que llegamos y nos dimos cuenta de la variedad de comida y lo barata que se podía encontrar (una comida completa desde £4, que para precio de festival es excelente). Claro, uno lo hace tan caro como quiere. Y después descubrimos la carpa de Hare Krishna, donde después de cantar y tocar los tambores un rato con ellos nos regalaron una comida completa y té. Para las personas que venían sin dinero ésa era la opción, y alrededor de mediodía los aprovechados eran muchos.
A los organizadores del festival les encanta tener lugares y toquines secretos, y cada año van cambiando. Desde un invitado con un headliner hasta una tocada sorpresa por una banda muy conocida, no es extraño encontrarse con esta clase de secretos en el festival. Hay otros que son menos conocidos, como el dragón de piedra gigante que está escondido en la granja, el bar “The Rabbit Hole” (que para entrar hay que, como lo dice su nombre, entrar por una madriguera tamaño humano) y “The Piano Bar”, un bar secreto del festival cuya ubicación cambia cada año y hay que encontrarlo (este año, por ejemplo, estaba en entre los árboles de los más alto de la colina).

Como pueden ver, no importa cuántas veces hayas ido al festival siempre hay lugares nuevos por donde perderse. No por nada es el festival con mayor recurrencia por sus asistentes.

IMG-20150629-WA0009IMG-20150629-WA0017IMG-20150629-WA0032IMG-20150629-WA0027IMG-20150629-WA0026
Obviamente quedan lugares por descubrir, pero orgullosamente podemos decir que, por un fin de semana estuvimos en el lugar más cool del mundo.
IMG-20150629-WA0016

Texto y Fotos: Ricardo Carranza