El performance y las instalaciones han tomado un lugar muy importante en el arte contemporáneo, ya que permiten hablar sobre un tema de una manera subjetiva y, a veces, hasta un poco pretenciosa.

Michael Murphy es un artista que crea esculturas multi-dimensionales, con piezas que conecten con la experiencia visual del visitante. Sus aproximaciones siempre son conceptuales y permiten que haya diálogo alrededor de la pieza.

gun6 gun5

En esta instalación, llamada Gun Country, colgó 130 armas de juguete pintadas de negro que dan la ilusión de ser el mapa de Estados Unidos.

gun4

gun2

Él no busca mostrarse en contra de la política de armas, sólo quiere estimular la conversación sobre armas y los temas alrededor de éstas en EE.UU. “Cada espectador con el que he discutido la pieza parece que fue inducido a decirme su posición respecto a las armas. Espero que con esto la gente sea más crítica sobre lo que piensa de las armas. Creo que esta conversación llevará a las personas a ser más críticas y reflexionar sobre esta política”.

 

 

***Vía: mmike.com